Opinión

El legado del Mago Septién en la crónica

TIEMPO DE BEISBOL

Por  Enrique Kerlegand

Tiempo de recuerdo: Se recuerda que un día como hoy, octubre 23 de 1935, Alberto Romo Chávez venció a los Atléticos de Filadelfia con marcador de 2-1 en juego exhibición. Esto sucedió en Puebla y lanzando por los Pericos. El 23 de octubre y en la Liga Invernal Veracruzana, Gustavo “Chato” Bello lanzó sin hit ni carrera con el equipo Chileros de Xalapa y ante los Cafeteros de Córdoba con marcador de 7-0. El 23 de octubre de 1960 y en la Liga Invernal de Sonora, Héctor Espino jugando para Ciudad Obregón dio su primer hit y produjo carrera en este beisbol. Fue frente a los Ostioneros de Guaymas. Fue un doble contra el pitcheo de Chicles Rodelo. El 23 de octubre de 1981, Fernando Valenzuela gana 5-4 a los Yanquis de Nueva York en juego de Serie Mundial. El sonorense cubrió toda la ruta. El 23 de octubre de 1992, Timber Mead lanza sin hit ni carrera con Algodoneros de Guasave en la LMP. Le gana 8-0 a los Cañeros de Los Mochis en 9 entradas.

 * * * * * * * * * * * * *

Se inició la Serie Mundial y ahora si para escoger porque medio sigue los acontecimientos, ahí donde pueda elegir la crónica seria. Los tiempos han cambiado mucho y siempre se antoja recordar la reseña beisbolera como ha sido con el estilo del conocimiento para describir y los apuntes de lo sucedido en otros años. Ojalá que se acuerden que la personalidad de reseñar viste mucho. Todavía quedan polvos de aquellos lodos, muy agradable resulta escuchar cronistas como Jaime Jarrín que muestra la calidad de Buck Canel, Felo Ramírez y otros de esta cantera. Ya quedan muy poco de esa esencia. Por ejemplo, en lo personal de lo moderno me agrada escuchar a Ernesto Jerez que tiene frases muy identificadas, sin dejar la reseña adecuada que produce cada lance.

Han cambiado mucho la imagen del beisbol, surgen todos esos cambios que ha hecho el comisionado Rob Manfred. Hay que defender la esencia del beisbol, aunque es una frase trillada recordamos que el beisbol ya fue inventado desde hace muchas décadas. Es un deporte perfecto que no necesita modificaciones, nada más hay que cuidar que no se le agreguen cosas que no vienen al caso.

Por supuesto que debemos mencionar aquella crónica que creo Pedro “Mago” Septién, este servidor siempre lo ha juzgado como el mejor vendedor de beisbol que ha tenido la crónica de nuestro país. Es cierto, era exagerado pero eso vendía beisbol, nadie como él en la radio. Fue genial. Muchos seguimos su ejemplo, nunca payaseo en su crónica, exagerada pero muy beisbolera su reseña. Creó expresiones como aquella de “contra la base por bolas no hay defensa”, la verdad que era un deleite escucharlo, muchos nos sentimos premiados trabajando junto a él.

Algunos nos sentimos halagados de haber hecho una carrera con la crónica seria, la verdad que ante un micrófono hay mucho que hacer y decir para entretener a los miles de aficionados a quienes nos dirigimos. Nada de payasadas, para eso están los circos y los programas de comediantes en la radio y televisión. Eso es otra cosa. Si los comentaristas modernos les diera por estudiar más el beisbol, su historia, reglamentos, análisis, etcétera, seguros estamos que encontrarán mucho tema que agregar a su crónica.