Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Entre arañas

PISTA DE DESPEGUE

En el 2012 el director canadiense Denis Villeneuve presentó La mujer que cantaba. Basada en una obra de teatro escrita por Wajdi Mouawad, la cinta fue nominada al Oscar a la mejor película en idioma extranjero. No ganó, pero sí subió el caché de su director y guionista.

En el 2013, estrena su primer película norteamericana: Intriga. Con un elenco cargado de estrellas (Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, Terrence Howard y Viola Davis) y una fecha de estreno perfecta para ser tomada en cuenta por la Academia, la película, con guión de Aaron Guzikowski, sólo logró la nominación a mejor cinematografía. Y no ganó.

Sin embargo, difícil considerar que Intriga fuera un fracaso. Su taquilla registró buenos números y en general la crítica la describió como uno de los mejores thrillers del año. Por ello, que Villeneuve entregue este 2014 un discreto y surreal thriller coproducido entre Canadá y España, llamado Enemy, vaya que llama la atención.

Tomando como punto de arranque la novela El hombre duplicado, de José Saramago, con un guión escrito por Javier Gullón (El niño que huele a pez, Agnosia, Delirios Siniestros).

Enemy narra la historia de Adam Bell (otra vez Jake Gyllenhaal), un profesor de Historia de un college que al ver una película que le recomendó un compañero de trabajo descubre su rostro durante una breve secuencia. O bueno, no es en sí su rostro, se trata del de un actor llamado Anthony Claire (otra vez Gyllenhaal), que bien podría ser su hermano gemelo.

Adam, que antes del descubrimiento llevaba una rutinaria vida que lo tenía arañando una pasiva depresión, parece energizarse con la idea de buscar a su doppelgänger. Búsqueda que, obviamente no le acarreará nada bueno con su novia Mary (Mélanie Laurent). Durante días, Adam acosa a Anthony en su trabajo, en su hogar, en las calles. Y la gente que rodea a uno y a otro, entre ellos la esposa del actor, Helen (Sarah Gordon), simplemente no logran diferenciarlos.

Finalmente el par se encuentra. Sólo que en lugar de resolver el misterio que los ha venido a hermanar, las cosas se complican: resulta que no sólo tienen el mismo rostro, también tienen cicatrices iguales, lunares iguales. Vaya, lo único que los hace diferentes es su temperamento: Adam es pasivo, mientras que Anthony es explosivo. Eso sí, ambos están frustrados con la vida que llevan y con sus respectivas parejas ¿Tiene caso entonces aferrarse a resolver aquel misterio o mejor se aprovechan de la situación que el destino les ha otorgado?

A propósito de lo anterior, recuerdo una cita de la novela de Saramago: Necesitamos tanto echar las culpas a algo lejano cuanto valor nos falta para enfrentar lo que tenemos delante.

Usualmente, cuando un director recorre el camino de Villeneuve: de Cannes a los Oscares y de los Oscares a Hollywood, no resulta común que podamos atestiguar un verdadero back-to-basics. Obvio sería que el canadiense estuviese encargándose de una adaptación de un best-seller tipo Pérdida, de Gillian Flynn (cuya adaptación ya fue realizada por David Fincher y se estrena en octubre), o reuniendo otro ensemble-cast para una nueva intentona por conquistar premios y críticas laudatorias. Así que bravo Villeneuve, por arriesgarte con este mórbido rompecabezas sin importar que tu carrera vaya en ascenso.

Porque Enemy está más cercana a la crudeza orgánica vertida en Maelström (2000), que a la hipnótica artificialidad genérica de Intriga. Difícil ponerle un pero a su factura o a la entrega con la que Gyllenhaal perfila a esos dos (¿o tres?) personajes. En todo caso, con el que se debe tener cuidado es con el guión de Gullón, que aunque se aleja convenientemente de la levedad de la novela de Saramago, a veces parece ahogarse en su propio simbolismo con tanta araña y telaraña apareciendo por ahí y por allá.

O es que nos equivocamos y la novela adaptada no era El hombre duplicado, sino una versión contenida y virulenta de Los hijos de Anansi de Neil Gaiman. Oh sí, otro misterio para la cuenta total de Enemy.

[email protected]