Opinión

El tráfico ilegal de vida silvestre es el tercer negocio más redituable en el mundo, después de armas y drogas

DE VUELTA A LA NATURALEZA

Por  Ernesto Zazueta Zazueta

México forma parte del grupo de naciones que alberga una de las mayores cantidades de variedad de especies de flora y fauna silvestre en todo el mundo, por ello somos considerado un país megadiverso. 

Sin embargo, el tráfico ilegal de especies silvestres y otras actividades, como el furtivismo, la agricultura y el desarrollo urbano, están teniendo graves impactos en los sistemas biológicos naturales.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

De estas actividades, la que tiene el mayor impacto directo es el tráfico ilegal de animales; esto ha convertido a México en el país con más especies en peligro de extinción, con alrededor de 660, de acuerdo a la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La ONU indica que esta actividad delictiva mueve cerca de 23 mil millones de dólares al año y afecta especialmente a América, pues aquí están cinco de los 10 países con mayor diversidad del planeta: Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y México y uno de los principales consumidores de fauna ilegal, Estados Unidos. 

Una de las especies más perjudicadas por los efectos del tráfico ilegal es el jaguar y se encuentra en grave peligro de extinción, esto es provocado por la venta de su piel y cráneos a los mercados asiáticos. Los loros y las guacamayas son las más afectadas por este delito, se estima que mueren mas de 70 mil al año en el proceso que va desde su captura hasta su venta. 

Por si esto no fuera suficientemente alarmante, los animales recuperados del tráfico ilegal es muy difícil reintegrarlos al medio silvestre, pues algunos son separados de su madre a temprana edad y esto complica su sobrevivencia, pues al crecer bajo cuidado humano no aprenden a socializar y a realizar labores esenciales para subsistir, como cazar, buscar alimento y escapar de sus depredadores.

El tráfico ilegal de vida silvestre es un problema que está recobrando fuerzas a nivel global, y México no es la excepción, sobre todo al tener especies altamente demandas en el mercado internacional. Se sabe que nuestras especies endémicas llegan a diversos puntos en el planeta, como España, Hong Kong y China.
Algunas organizaciones han alertado que el comercio de animales silvestres se ha fortalecido con la venta a través de las plataformas digitales como grupos de WhatsApp, Facebook e Instagram.

En México no es ilegal la venta de algunas especies, pero la línea que separa el comercio legal del tráfico ilegal es muy delgada. La Ley General de Vida Silvestre permite la venta y aprovechamiento diversas especies.

El mercado ilegal de especies es una de las principales causas de la extinción de plantas y animales en nuestro planeta, es por eso que debemos hacer algo no solo para castigar este delito, sino también para prevenirlo y preservar a nuestras especies. Si no hacemos nada, la naturaleza se encargará de cobrar un precio alto a nuestra indiferencia.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo