Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Errores no corrigen otros

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
Avatar del

Por: Redacción

Simple y llanamente los diputados Marco Antonio Irízar y César Fredy Montoya, presidentes de la comisiones de Puntos Constitucionales, Gobernación y Seguridad Pública, reconocen que las leyes por las que votan en el Congreso no son perfectas. Dicho de otra manera, reconocen que en el trabajo que están haciendo existe mediocridad.

Los mismos legisladores aceptan que no únicamente el artículo 51 bis, que contemplaba para su modificación la Ley Orgánica de la Procuraduría General del Estado de Sinaloa, y que atentaba, por donde se viera, el libre trabajo de los medios de comunicación, sería el único que podría existir en igualdad de circunstancias.

Dejan claro, pues, que pudiera, en leyes penales o de otro tipo, haber más artículos "51 bis" que vengan a restringir las libertades ciudadanas.

Pero ya sea por negligencia u omisión, los diputados de la actual Legislatura han mostrado pobreza en su oficio.

El haber aprobado, sin saber, sin siquiera pasar lectura al contenido del artículo 51 bis de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia —cuando menos eso dicen ellos— da cuenta de la estrechez del conocimiento de lo que se hace en el Congreso.

Sin embargo, siempre existirá la duda de que los diputados hayan actuado sobremanera, atendiendo un pedido del propio gobernador, Mario López Valdez, primer interesado, junto con el procurador de Justicia, Marco Antonio Higuera, para que el 51 bis se aprobara.

Para ventura de los comunicadores y los medios, hoy, los mismos legisladores que palomearan irresponsablemente esta ley, se quitarán un peso de encima al votar por su abrogación. Ahora hay que hacer votos por que no caigan más en los mismos errores.