Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿Es el fin de la campaña?

En el verano de 2015, el Ayuntamiento de Culiacán instaló 11 muñecos de fibra de vidrio de 1.60 metros y 40 kilos cada uno en la plazuela Obregón, el parque Revolución, Las Riberas, el Parque 87 y otros puntos de afluencia. Con ello daba inicio a una de las campañas más controvertidas en los últimos años. El propósito era bueno, pues buscaba impulsar los valores entre los niños y los jóvenes, pero el medio para conseguirlo fue muy cuestionado. Políticos, activistas y parte de la sociedad criticaron al entonces alcalde Sergio Torres porque consideraban que los muñecos en poco o nada contribuirían al objetivo, pero lo que más inconformidad generó fue que para ello se canalizaron 162 mil pesos. Hoy, ocho de los once muñecos han desaparecido. No se sabe su paradero ni tampoco los resultados de la campaña. ¿Con ello se dará fin al controvertido programa o se gastarán otros muchos miles de pesos en reponer a los “morrines” desaparecidos?

Tambien te puede interesar