Opinión

Es la misma historia

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

Hablar de las peripecias por las que pasan los derechohabientes que tienen que viajar a una cita a una ciudad donde el hospital o la clínica son más grandes y por ende con mayor número de especialistas son muchas, y las quejas pudieran ser más. Con la modalidad que recientemente implementaron en el Seguro Social de entregar los boletos para que puedan ser presentados ante los choferes del autobús que los llevará a la ciudad donde tienen marcada la cita, parece que no ha sido informada con claridad debido a que son cientos de pasajeros que una vez arriba de la unidad les rechazan el boleto y se ven en la penosa necesidad de tener que pagar.

Pese a que esta situación ha sido añeja y es el mismo Instituto del Seguro Social quien estableció un compromiso de colaboración con la empresa de autobuses de corridas locales en Sinaloa, la problemática sigue causando inconformidades y un problema para los derechohabientes quienes, ante la necesidad emplean este beneficio que es destinado para todo paciente que cuente con este servicio médico.

Las quejan cunde cada vez más, debido a que el 50% de los derechohabientes tienen atención médica en ciudades como Guasave, Los Mochis o Culiacán por lo tal se enfrentan a esta situación en donde la respuesta a la entrega de boletos es que son válidos, ¿entonces? O el convenio que se tienen entre la línea de transportes y el IMSS de plano no se les ha informado a los concesionarios y estos a sus trabajadores o en su caso no quieren aceptar este acuerdo.

La necesidad los lleva a aceptar malos tratos y un servicio como si fuera de gratis, cuando es el IMSS quien sufraga estos gastos. Los pacientes ya van enfermos no por gusto lo mínimo que requieren es tener una atención de calidad.