Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Es tiempo que el Congreso haga justicia social

ACENTO

Uno de los proyectos principales que mantiene pendiente la actual legislatura estatal es la de proveer de herramientas a la Auditoría Superior de Estado, para que pueda ejercer acción legal y penal en contra de funcionarios a los que se les compruebe el posible mal uso de los recursos del erario.

Hasta ahora, dicha instancia encargada de vigilar el uso de los presupuestos púbicos solamente puede hacer labor de inspección y sus dictámenes son solo en calidad de recomendaciones.

Así, el esfuerzo que se hace por vigilar y auditar el uso de los recursos públicos, especialmente de los capitales destinados a la implementación de programas y el manejo de los bienes públicos, se prestan al manejo político y al convenio para avalar intereses de grupos.

Antecedentes de ello los hay cada año. La ASE hace públicos los resultados de las auditorías con los reportes de posible mal uso del erario y que al final de cuentas, en la discusión del congreso, terminan por considerarse solventadas bajo acuerdo en los que se imponen los intereses políticos, muy a expensas de la justicia social que debe de prevalecer.

Hoy se mantiene de nuevo una polémica por el reparto de millones y millones de pesos del erario que fueron a parar a los bolsillos de exfuncionarios y es momento de que los legisladores demuestren una verdadera congruencia y representatividad social.