Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Escándalo de Michoacán salpica a alta sociedad mazatleca

EN EL BLANCO

Otro caso que salpica. En Michoacán detuvieron al extesorero estatal Humberto Suárez López. La noticia no impactaría mucho acá en Mazatlán de no ser por los lazos de ese señor con una de las familias más encumbradas del puerto. Suarez López es acusado de peculado y abuso de autoridad. Y para medir el tamaño del caso, ahí les va el monto de la fianza que le fijaron: 50 millones de pesos. Bien, resulta que don Humberto hace algunos años estuvo en Mazatlán. Sí señor. Vino para la boda de su hijo del mismo nombre con Juliana Cevallos Rico. Dos apellidos que pesan y mucho en Mazatlán por ser parte de los más encumbrados empresarios y gente de dinero. La boda se celebró con bombo y platillo. De los Cevallos Rico se podría esperar que tiraran la casa por la ventana. Tienen para eso y mucho menos. Pero de la familia del novio poco o nada se sabía en aquella ocasión. Y tampoco en los meses subsecuentes. Solo el dato que la pareja de novios se iría de Luna de miel ni más ni menos que a la Polinesia. En la boda celebrada en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción que ofreció en ese ocasión su mejor rostro, la misa fue celebrada ni más ni menos por el Obispo de Morelia Carlos Suárez Cázarez, lo que llamó poderosamente la atención y colocó a la familia del novio como bastante influyente en Michoacán. El caso es que hace unos días, el exsecretario de finanzas y colaborador de los exgobernadores de Michoacán Leonel Godoy y Lázaro Cárdenas Batel, lo encontraron

Dos engaños de Felton: Parte del malecón ya está convertido en "cantina" los fines de semana y los trabajos del nuevo casino siguen en forma sigilosa

responsable de graves delitos que provocaron su detención. Hoy enfrenta ese proceso penal. Y salpica hasta acá.

Se engaña solo. El alcalde Carlos Felton asegura que no permitirá que la Avenida del Mar se convierta en una "cantina". Y que menos se bloqueen algunas vialidades con motivo de Semana Santa. Pues alguien tiene que avisarle a Felton que no es necesario que sea Semana Santa para que el tramo de la Avenida del Mar entre Valentinos e Insurgentes esté ya convertido en cantina. El pasado fin de semana decenas de jóvenes se dedicaron a tomar ahí esa zona. Y sus estéreos de sus autos a todo volumen. Y sobre las vialidades, no se entiende porqué el mismo fin de semana el acceso a la avenida Rodolfo T. Loaiza que conduce al corazón de la Zona Dorada fue bloqueado por agentes de tránsito dizque para reducir los problemas viales. ¿Entonces qué?. A como se ven las cosas, ni el ya famoso "baldodromo" que se planea instalar en Semana Santa evitará el desorden. Algo tendrá que hacerse. Pero no es engañándose solo o intentando hacerlo con la gente como se solucionará lo que evidentemente viene.

Siguen los trabajos. En lo que fuera la discoteca Antares de tristes recuerdos en Mazatlán, los trabajos de remodelación continúan sigilosos en el interior de su edificio. Como ya es sabido, ahí se pretende construir un nuevo casino. A pesar de que el alcalde Carlos Felton ordenó que fuera clausurado y hasta se llamó sorprendido cuando sacamos la noticia. Lo cierto es que sigue vigente la amenaza de que se construya ahí otro casino. Que además hay un permiso de construcción y lo que es más grave, el cambio de uso de suelo. Sin embargo, el Gobierno Municipal tiene la posibilidad de que el permiso se revoque ya que debe ser renovado anualmente. Habrá que seguir de cerca este caso que sin duda exhibirá a la actual administración feltonista si se abre en ese lugar un nuevo casino. Hay que recordar que Felton se comprometió en que no habría ni un casino más en la Avenida del Mar. Se sabe que el Departamento Jurídico municipal estudia el caso, pero hay algo que huele mal.