Opinión

Escandaloso el quebranto financiero en la Japama

EL INGENIO

Por  El Ingenio

Escandaloso el quebranto financiero en la Japama(Debate)

Escandaloso el quebranto financiero en la Japama | Debate

De escándalo. De 60 millones que inicialmente reveló que era el quebranto financiero en la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome, resultado de la auditoría realizada por el exdirector de Ingresos, Sergio Leyva, en cuestión de días el alcalde Guillermo “Billy” Chapman pasó a los 91 millones de pesos. Es decir, a los consejeros de la paramunicipal les informó esta última cantidad, superior en 31 millones de pesos a la que manejó cuando concluyó la auditoría. Al margen de esto, el resultado es escandaloso. El quebranto habla de que en esta administración chapmista resultaron peores que los de las pasadas que tanto critica Chapman, quien, dicen, no se puede excluir de responsabilidades porque él es el presidente del consejo de administración. Además, porque él y nadie más designó a los funcionarios que se fueron recientemente y otros que aún están en la nómina. Qué casualidad que nadie se dio cuenta del “robadero” desde el 2019 a marzo del presente año.

Al cuento. Algunos no se “tragan el cuento” con el que está saliendo el alcalde Chapman: victimizarse. En lugar de asumir su parte de responsabilidad en el desastre en el manejo financiero de la Japama, asume una postura lastimosa que no se la compran los ahomenses. Con su discurso teatral de siempre, sentencia que “le duele” que los funcionarios hayan faltado a la confianza que les otorgó. O sea, los culpa para él exculparse. A lo fácil, a tratar de engañar a los ciudadanos. Muchos recuerdan que cuando designó su gabinete, se le impugnó a varios por sus antecedentes, pero los defendió a capa y espada. Entre ellos, el nombramiento inicial de Guillermo Blake Serrano, al que luego designó gerente general de la paramunicipal tras destituir en un proceso desaseado a Luis Felipe Villegas. Dicen que es el costo de una de las necedades del alcalde.

Reacomodo. En realidad, no son pocos los que sostienen que el alcalde Chapman ordenó la auditoría para, fuera el resultado que fuera, desplazar a Blake Serrano y entronizar en la gerencia general a Diana Margarita Rubio, actual gerenta de Administración y Finanzas de la paramunicipal. Incluso, se dice que Sergio Leyva se va a quedar en la Japama tras realizar la auditoría. En realidad, si el quebranto de 91 millones de pesos fue el resultado de la auditoría, se debe de hacer una limpia completa, como lo plantea el presidente del PAN, Ariel Aguilar. Pero para acabarla de amolar le dan a Blake 10 días más para que subsane las observaciones. Algunos dicen que Blake no tiene nada que ver, que otros han manejado los dineros. ¿Entonces?

Ni señales. Para calmar las aguas, el presidente del PRI en Sinaloa, Jesús Valdés, volvió a reiterar que aún no hay definiciones para las candidaturas en el 2021. Es más, precisó que ni siquiera señales han mandado, las que se acostumbran para que los priistas se vayan encarrilando a la cargada. Nada de eso. Así, con lo dicho por el líder estatal, los priistas en Ahome siguen haciendo “changuitos” para que el “dedo” favorezca a su “gallo”. Es decir, entre Álvaro Ruelas Echave, Bernardino Antelo Esper, Marco Antonio Osuna y Domingo “Mingo” Vázquez, a quienes mencionó Valdés en anterior visita a Ahome.

En evidencia. Con este posicionamiento de Jesús Valdés se echa por tierra la versión de que Maribel Vega Quintero ya estaba “amarrada” para la candidatura priista a la alcaldía de El Fuerte. Dicen que ella misma corrió la versión de que el gobernador Quirino Ordaz le había dado línea, lo que en realidad pocos creyeron porque esa no es la forma con que se definen las candidaturas. Sin embargo, eso sirvió para que algunos “grillaran” a Vega Quintero, pero otros salieran en su defensa. El problema de estos últimos es que solapan las cosas que hizo cuando fue presidenta del PRI y regidora. ¿O no?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo