Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Escupir pa'rriba

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

Edgardo Burgos Marentes, el "bebecito" del PAN en Sinaloa, pide no prejuiciar a uno de sus "notables" y seguramente generoso simpatizante, a quien instituciones antidrogas de Estados Unidos, lo ligan a una extensa y hoy desarticulada red de lavado de dinero del narcotráfico.

Ex funcionario de Sedesol en el sexenio de Felipe Calderón e identificado con otro comulgante del panismo, Heriberto Félix Guerra, que fue su jefe en la dependencia federal, el presunto implicado, Ignacio Muñoz Orozco es a la vez prospero empresario, dueño de una cadena de tiendas de modas en Sinaloa.

Cauteloso sobre el asunto, cuidado que no ha tenido en otros, verbigracia el de asumir su verdadero papel de dirigente, ante el ninguneo del que es objeto por parte del grupo en el poder, Burgos Marentes, pontifica en cuanto a ética y plantea muy orondo: "queremos por un principio (?) nuestro, que es el respeto a la dignidad humana, no prejuiciar a nadie".

Viéndolo desde un punto de vista objetivo y en atención al principio jurídico de que todo acusado es inocente en tanto no se demuestre lo contrario, a Burgos Marentes le asiste absoluta razón, pues nadie que no sea una instancia competente, puede erigirse en juez y emitir condenas sumarias, como de la que parece ser víctima, sin que un tribunal conozca de su causa.

Sin embargo, con todo y que su postura política y "quizá humana", no exenta de un desfachatado maniqueísmo, que adopta de cara al caso de Muñoz Orozco resulte de justicia, habría que decir, que Burgos Marentes, ni en su calidad de representante máximo del Partido Acción Nacional, ni tampoco a título personal, tiene la voz completa para pedir que las opiniones que se den sobre el acusado, se asuman con imparcialidad.

Pienso que esa misma cordura que el dirigente panista plantea frente al "Caso María Ferre", muchos de los de su partido, incluyéndolo, debieron haberla mantenido, en ocasión de aquel sospechosismo en el que al calor de la campaña de su candidato a gobernador en el 2010, revolcaron con saña inaudita y sin ningún "respeto a la dignidad humana" al aspirante del PRI.

En aquel entonces en una fotografía publicada en un diario nacional y replicada en muchos del país, aparecía, quien competía en contra del PAN por la sucesión de Jesús Aguilar Padilla, en medio de una concurrencia y en cuya imagen, también convergía un personaje presuntamente involucrado con el crimen organizado, del que se decía era su compadre.

Sin más elementos de cargo que la presencia del candidato del PRI en la gráfica que se había tomado dos décadas atrás y que jurídicamente no arrojaba evidencia alguna sobre un presunto involucramiento con actividades ilícitas, fue linchado socialmente y subido a la picota publica para quemarlo en la hoguera de los prejuicios.

Nadie y menos los de Acción Nacional -hoy sabidos bailarines del arrabal- que a costa de lo que fuera, incluso de la infamia, querían ¡ilusos!, ser gobierno, se pusieron a pensar si la aparición de aquel personaje en la foto de marras, tenia o no, un significado delictuoso. Simplemente el PAN y su militancia, se convirtió en la Santa Inquisición.

Como en esta ocasión la supuesta participación de uno de sus importantes y abiertos seguidores se encuentra envuelto en un escándalo mayúsculo y no precisamente por aparecer en una fotografía, -que seguramente pegara en la línea de flotación de ese partido-, sino producto de una meticulosa y profunda investigación del gobierno de Obama, ahora si piden que no se prejuzgue al señalado.

Y es que si por alguna circuncunstancia, que en realidad no vemos otra, Heriberto Félix Guerra llega a ser el candidato del PAN en el 2016, su relación con el empresario culiacanense, no le hará nada bien, si es que piensa tomar, entre otras, la bandera del combate al narcotráfico para apuntalar su eventual campaña electoral.

>

Por qué, ¿Quién ingaos podría creerle que en ese asunto no tiene nada que ver o que está limpio?. Que seguramente lo está, pero y…..

Por eso, "vale mas no escupir pa'rriba"