Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Estrategias insuficientes

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

El presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres Félix, ha implementado un par de acciones en busca de regresarle el orden y la tranquilidad a la población que habita en la capital sinaloense, que en la última semana ha visto con asombro como un par de niños fueron víctimas directas de los delincuentes, y como una joven fue 'levantada' y asesinada.

Los esfuerzos han sido menores de una administración que apenas inicia, y que cuenta con poco recursos económicos, y dos corporaciones que cuentan con muy bajos niveles de confiabilidad, hablando de la Policía Municipal y de Tránsito.

Ayer fue instalado el segundo botón de emergencia de la ciudad, en la plazuela Antonio Rosales, donde se tienen muchas denuncias por diferentes delitos, y por donde todos los días caminan miles de estudiantes. Con esto, el gobierno municipal espera que los ciudadanos que sean víctima o que se sientan intimidados por un delincuente puedan pedir ayuda, y por supuesto se espera la respuesta inmediata de los policías en el municipio.

Hace algunos meses fue instalado el primer botón sobre el paseo Niños Héroes, justo en el puente Bimodal, el cual ha sido usado por bromistas, quienes por curiosidad o travesura lo han activado, provocando una movilidad policiaca en vano. Se espera que en los meses siguientes se instalen otros botones de emergencia en diversos puntos de la ciudad, principalmente en plazas y sitios donde se cometen más delitos.

Pero también, el día de ayer se puso en marcha el programa para la venta de cascos para motociclistas a precios muy económicos, con lo que se pretende que las personas que circulan en moto lo hagan seguro. En este inicio, el Ayuntamiento cuenta con mil cascos, pero en caso de superar la demanda podría adquirir más cascos, que oscilan entre 100 y 150 pesos.

Sólo basta esperar que haya buena respuesta de los motociclistas, quienes gustan circular sin casco, por comodidad y para no despeinarse, aunque pongan en riesgo su vida. De ahí el llamado de la comuna para que cumplan con la normatividad.