Opinión

Excelente rector

Por: Marco Antonio Berrelleza

El 14 de marzo de 1906, nació en la ciudad de Mazatlán el doctor Jesús Rodolfo Acedo Cárdenas. Fueron sus padres Jesús M. Acedo y Beatriz Cárdenas. Radicado en el hogar de sus abuelos, en el pueblo de Eldorado, municipio de Culiacán, estudió la educación primaria en la capital sinaloense. En 1918 ingresa a la Universidad de Occidente para cursar la preparatoria. Más tarde se inscribe en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de México. 

El 1 de septiembre de 1956 el gobernador de Sinaloa, doctor Rigoberto Aguilar Pico, lo nombra rector de la Universidad de Sinaloa. Durante su periodo (1956-1959) se crean el Taller de Artes Plásticas, la Escuela de Danza, se reabre la Escuela Secundaria Nocturna y se organiza la Sociedad General de Profesores, cuyo primer presidente fue el doctor Humberto Bátiz Ramos, anterior rector de la institución educativa. El 31 de agosto de 1969, al concluir su rectorado, dijo: “Para poder formar a los estudiantes en una cultura no estática sino en permanente desarrollo y progresiva universalidad nuestra institución debe procurarse ella misma y sin descanso el dominio cada vez más profundo y jamás completo de una cultura universal”. Durante su rectorado se ausentó dos meses por razones de salud.

Murió en 1998, poco después de haber sido homenajeado por la Universidad Autónoma de Sinaloa.