Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Excesos, inseguridad y malas prácticas

PUNTO DE VISTA

Los excesos del alcalde y del tribunal de barandilla. Dar manga ancha a los agentes viales y policías nocturnos para efecto de arrestar conductores y quitarles sus vehículos, además de multarlos, cuando se pasan un alto, no sólo es un exceso, que implica tres sanciones por una falla, sino una medida eminentemente recaudatoria. Después de la exhibida pública, el alcalde de Culiacán, Sergio Torres, tuvo que meter reversa sobre ese tema, pero antes, evidenció su terquedad y falta de conocimientos jurídicos, lo mismo que el director de barandilla, Gabriel Peña, quien se aferró a defender lo indefendible. Es cierto que Culiacán merece ser una ciudad donde todas y todos respetáramos el Bando de Policía y Buen Gobierno, el cual debe tener congruencia y apegado a la legalidad, donde sus multas y sanciones deben ser acordes y proporcionales a las fallas. Porque es un principio jurídico elemental que del tamaño del daño deberá ser la sanción, y pasarse un alto en un semáforo a las 12 de la noche, en lugares sin mayor tráfico sólo debe dar lugar a una multa de Tránsito, no al arresto, ni que el carro se vaya al corralón. Menos mal que el alcalde se comprometió a rectificar esas prácticas y a revisar las fallas en la norma, esperemos que los tránsitos y los policías también corrijan sus excesos, porque estaban aprovechándose también para extorsionar.

Buen evento y malas prácticas. El evento celebrado en la ciudad de Mazatlán sobre marketing político y gobernanza convocado por el Gobierno del Estado, parece que fue un buen encuentro que sirve para evidenciar la falta de modernidad política que prevalece en Sinaloa y en el país. Por lo que trascendió hubo buenos discursos, lástima que la mayoría de la clase política en la entidad no aplique los conocimientos, ni las teorías que intentaron trasmitirle los expertos. Fue mucho gasto el del gobierno para el poco aprendizaje que muestran. Es como cuando en el gobierno de Jesús Aguilar organizaban encuentros de sociólogos y expertos en teoría política que venía de Europa, los discursos eran muy buenos, los eventos excelentes, pero las prácticas de los funcionarios muy malas. En eso, y en otras cosas, el gobierno de Malova ya se parece al de su antecesor.

¿Y la seguridad apá? Miguel Ángel Osorio Chong fue evasivo cuando lo interrogaron los representantes de los medios sobre la falta de acciones y de coordinación con los estados, en particular con el de Sinaloa, para garantizar la seguridad pública. Al modo del gobierno en la época de Salinas, los actuales gobernantes no ven ni escuchan las voces que reclaman para que paren el río de sangre derramada en el país y tengan estrategias más efectivas frente a la delincuencia, que organizada o no evidencia las fallas del gobierno y la ausencia de políticas públicas para prevenir y erradicar la violencia.

Y en Sinaloa por igual, el caso de San Ignacio evidencia que varias comunidades están a merced del crimen, por cierto, ¿de que ha servido la incorporación del general Melo García? Si no hay ninguna estrategia de coordinación, ni interna ni con las fuerzas federales, para que, o en qué lo ocupan?

[email protected]