Opinión

Exhibe administración feltonista falta de coordinación

EN EL BLANCO

Por: Fernando Zepeda

Ineficaces y descoordinados. A la falta de resultados e inoperancia municipal, habrá que sumarle que están desorientados y particularmente sin coordinación. El alcalde Carlos Felton ha puesto en riesgo la posibilidad de que Mazatlán cuente con una Escuela de Medicina. La semana pasada, Felton dijo que no había posibilidad de donar el terreno tal y como lo solicitó el rector de la UAS Juan Eulogio Guerra Liera. Pero ayer, el oficial mayor, Salvador Reynosa, dijo ante regidores que había dos terrenos que pudieran ser donados. Bueno ¿hay o no hay? La discusión se desató. El regidor Guillermo Quintana, del PRI, señaló que esos terrenos no cuentan con servicios básicos de agua, drenaje y luz. Y el panista Roberto Osuna señaló que la UAS no siguió el procedimiento de solicitarlo por escrito hasta hace poco. Y por su parte, Humberto Becerra se pronunció por buscar otras opciones. El hecho es que se exhibe a un alcalde insensible y desorientado, más preocupado en gastar 55 millones de pesos en la adquisición de nuevos vehículos. Cuestión que huele mal... Y ha negocio.

Que intervenga la ASE. En el Congreso del Estado el tema es considerado muy delicado. Se refieren a la construcción de los dos hospitales, uno en Mazatlán y el otro de Culiacán. Ya es sabido que la administración malovista busca dejar endeudada a por lo menos cuatro administraciones más. Una deuda a pagar a 25 años. Pero si eso ha sido tema de debate, ahora salió a flote la posibilidad de que en las licitaciones realizadas hubo irregularidades, por lo que el diputado del PRD, Ramón Lucas Lizárraga, y el del PAS, Melesio Cuen, demandaron la intervención de la ASE para que revise los procedimientos realizados en las licitaciones. Insistimos, nadie en su sano juicio está en contra de que se construyan más hospitales. En lo que muchos no están de acuerdo es en que se endeude más el estado.

¿Y el gobernador? Ayer en Culiacán se inauguraron las nuevas oficinas corporativas de la empresa SuKarne. Tal vez el hecho no sea tan significativo como para que acudiera el gobernador Mario López Valdez. Y más cuando su propietario Jesús Vizcarra no está en el ánimo de Malova evidentemente. Pero al evento asistieron el secretario de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez. Y no solo eso. También el subsecretario de Sagarpa el exgobernador Jesús Aguilar y el Oficial Mayor Marcos Bucio. Y pues aquí sí que Malova, por estar de visita un secretario de estado, por lo menos debió de haber enviado a un representante. Pero ni eso.

Testimonios echan por tierra el discurso oficial. Lo que está sucediendo en Baja California, particularmente en Los Cabos, tiene dos caras. La que intenta dar el Gobierno Federal, con muchos de los que integran el gabinete encabezados por Enrique Peña Nieto. Y la otra es la de las víctimas. Los del gobierno aseguran que la situación de rapiña, de violencia, de asaltos ya está controlada. ¡Y mienten! Los testimonios de quienes están allá sufriendo dan cuenta de todo lo contrario. Nos pintan un panorama de desolación, de falta de agua, alimentos, comunicaciones. Y ya los amenaza otra tormenta. ¡Solidaridad! fernando.zepeda@debate.com.mx