Opinión

Exigencia elemental

EN LA MEDIA CANCHA
Avatar del

Por: Roberto Gómez Junco

México. Al llegar a la sexta jornada del torneo siguen siendo pocos los equipos que juegan y rinden de acuerdo a lo que de cada uno se espera.

Si consideramos que para cualquier competidor el mínimo compromiso está en función del plantel que tiene, resulta evidente que sólo equipos como América, Atlas y Querétaro han jugado cerca del propio "techo futbolístico".

Aunque otros estén más o menos satisfechos con la cosecha (como Monterrey, Toluca o Santos-Laguna), es indudable que siguen lejos de ese óptimo nivel al que cada cual debe aspirar.

Por no hablar de los que más alejados de ese nivel óptimo se encuentran: Cruz Azul, Tigres, Chivas o Pumas.

Para entender lo que sacarle cabal aprovechamiento a un plantel significa, en la actualidad a nivel mundial es el Atlético de Madrid el mejor ejemplo.

Ningún otro equipo en todo el mundo parece haber conseguido lo que la escuadra de Simeone tiene buen rato logrando: desarrollar el sistema de juego idóneo para sacarle a cada jugador su mejor futbol y para alcanzar una eficiencia colectiva tan elevada que termina incluso por hacer que cada uno de los futbolistas se vea mejor de lo que realmente es, de lo que sería jugando en cualquier otro equipo.

Ante planteles superiores, es el funcionamiento como conjunto, el propio convencimiento y pleno dominio de una forma de jugar, lo que sigue sacando adelante al cuadro colchonero, como acaba de volver a confirmarlo al vencer al Real Madrid en la Recopa.

Si de "techo futbolístico" se trata, lo excepcional en el caso de este Atlético de Madrid es que parece rebasarlo, jugando por encima de lo que el más optimista de sus seguidores hubiera pensado que podía jugar.

Por eso debe aquilatarse en su justa dimensión lo que sigue haciendo esta ejemplar escuadra, su capacidad para jugar por encima de sus propias posibilidades. Porque no todos los equipos, ni en México ni en todo el mundo, cumplen siquiera con la elemental exigencia: jugar de acuerdo al potencial con el que cuentan.

Ni se les puede exigir más ni se les debe permitir menos.

twitter/rgomezjunco