Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

¿Existen las culpas absolutas?

CUENTOS POLÍTICOS
Avatar del

Por: Francisco Martín Moreno

Resulta muy sencillo culpar a Estados Unidos de la mayoría de nuestros males. ¿Acaso Lyndon Johnson, ese despreciable sujeto de origen tejano, sólo comparable con George Walker Bush, su paisano, otro genocida, son responsables de la catástrofe educativa mexicana? ¿Acaso James K. Polk, a ese malvado rufián que le robó a México más de la mitad de su territorio se le puede acusar de que a mediados del siglo XIX existieran en nuestro país 6 millones de indígenas y mestizos analfabetos, es decir, más del 90% de la población? ¿Polk, el mendaz, tiene la culpa? ¿Acaso podemos señalar con un dedo índice flamígero a Franklin Roosevelt como el autor intelectual de la "Dictadura Perfecta" fundada aviesamente por Lázaro Cárdenas, el gran destructor de la economía mexicana del siglo XX? Ya, ya sé, ¿podemos formular cargos contra John Kennedy porque en 1950 éramos 20 millones de mexicanos y tan sólo 60 años después sextuplicamos la población para llegar casi a 120 millones de compatriotas, de los cales la mitad se encuentra sepultada en la miseria? ¿Debemos sentar a Kennedy en el banquillo de los acusados por la explosión demográfica que devoró las esperanzas de México como una pavorosa marabunta? ¿Cómo querellarnos contra Clinton por la existencia de 60% de personas que viven como parásitos en la informalidad sin pagar impuestos ni cooperar al financiamiento del gasto público? ¿A Obama lo vamos a citar para que comparezca ante la justicia por la corrupción que devora a México por los cuatro costados?

Me hacía las anteriores reflexiones cuando caí en cuenta de otro fenómeno similar en una latitud diferente. ¿Israel es el verdadero enemigo a vencer de los árabes? ¿Sí…? ¿Los niños que mueren de hambre en Yemen, la ausencia de instituciones democráticas en el mundo árabe, el analfabetismo, los coches bomba que estallan por doquier en Irak, el conjunto de atrocidades domésticas, son responsabilidad de Israel? La escandalosa corrupción que se padecen también en esos países, los paupérrimos niveles educativos, los deprimentes y no menos alarmantes servicios sanitarios, los decadentes sistemas de impartición de justicia, la ausencia de libertades, la presencia de dictaduras en las que prevalece la inexistencia del más elemental Estado de Derecho, la falta de respeto ante la vida humana, la presencia de dictadores trogloditas como Yasir Arafat, Alí de Jordania, Abdulá Saleh, de Yemen, Hosni Mubarak, Muamar Gadafi, Bachar el Asad o su hijo, Hamad bin Isa al Jalifa y sus inicuas fortunas depositadas en bancos extranjeros, sus ostentosas inversiones fuera de sus países, todo este escenario fétido, es culpa de Israel, Estado democrático con el que han tenido entabladas guerras interminables que aprovechan los tiranos árabes para purgar a sus países de cualquier germen de oposición? Los sangrientos ataques que estos siniestros carniceros organizan contra su propia gente, ¿también son responsabilidad de Israel?

No creo en las culpas absolutas. Es obvio que Israel no puede ser exonerado de varias acusaciones, pero me parece elemental como ejercicio de autocrítica saber distinguir entre las responsabilidades propias y las ajenas, porque hasta donde yo sé resulta imposible resolver un problema si ni siquiera se reconoce su existencia…

martimo_asoc@yahoo.com.mx