Opinión

Expectativa

Por  ROMPEOLAS .

Expectativa. El regreso de la nutrida comitiva de funcionarios que viajaron a Madrid para realizar, supuestamente, labores de promoción, ha generado muchas expectativas. En cada uno de los municipios cuyos funcionarios volaron al viejo continente se espera un informe de resultados. En Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres se integrará hasta hoy a sus labores normales como alcalde. Tiene en su agenda citas desde las 10:00 horas y la entrega de obras hasta las 16:00. La pregunta que flota entorno a su persona son las razones por las cuáles 35 funcionarios y trabajadores se subieron al avión de la comitiva sinaloense y qué hacían en el viejo continente funcionarios que nada están relacionados con los trabajos de turismo y promoción económica. Algunos de ellos ya se curaron en salud y aclararon en sus cuentas en redes sociales que el viaje lo hicieron con recursos propios, como si eso justificaran el abandono de sus obligaciones laborales por más de una semana. 

Con las manos vacías. El alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, regresó de Europa. Un viaje demasiado costoso que no le dejará nada al municipio, esto de acuerdo con información de personas allegadas a él. Otra prueba de que esto es cierto es que el alcalde no ha informado qué fue lo que obtuvo y a cuántas empresas logró convencer. De haberlo hecho, ya lo hubiera presumido, pero está calladito. El alcalde piensa que con haber dado escasa información en su página de Facebook sobre su viaje y sus presuntas reuniones con empresarios de Europa ya es suficiente, y no es así, porque no es muy popular en las redes sociales, no más de 30 personas les dan like a sus publicaciones y hay algunas que solo tienen uno. Así que si esa es su visión de proyección de información, está muy equivocado. El alcalde debe rendir cuentas de ese viaje porque la situación económica del municipio no está para que él, con el pretexto de ir a convencer a empresarios extranjeros de venir a invertir a Culiacán, se vaya a dar sus gustos, o si bien su deseo es viajar que se espere para cuando deje el cargo. No convence a los locales y eso le resta credibilidad. Además, si de casualidad algún empresario se decidiera venir a invertir en esta ciudad capital, qué impresión tendría al ver los montones de basura en algunos sectores, porque así lo niegue, su administración no ha podido con este problema. También se encontrarían con una gran cantidad de baches, y eso no alienta a la inversión. 

Más polémica. En Escuinapa, el alcalde, el morenista Emmett Soto Grave, ya estaba ayer en el municipio, pero no se integrará a sus labores hasta hoy. Su equipo argumentó que el presidente municipal se encuentra muy cansado de su “su viaje de trabajo” por España. Habrá que ver cuántas reuniones de negocios y acuerdos de promoción reporta ante el cabildo, cuyos regidores de oposición ya criticaron que haya volado hasta Europa sin al menos anunciarlo al cabildo. 

Sueños rotos. Graduarse como maestro y pasar todos los  exámenes con buena puntuación para acceder a una plaza no es una garantía de que se la vayan a otorgar. Por lo menos eso es una triste realidad. Y es que las manifestaciones en la Sepyc por parte de maestros idóneos son muy frecuentes, y ayer de nueva cuenta hubo otra. En este caso, el secretario de Educación Pública y Cultura,  Juan Alfonso López Mejía, debería de atender a todos estos hombres y mujeres que tienen la ilusión de que les den un grupo de clases y decirles si va a ser posible. Son muchos los maestros que están en la espera de ingresar a la filas de la Sepyc y se les pasa el tiempo en la espera de la plaza. Ellos truncan su vida para esperar que les hablen y en ese tiempo no trabajan en otras actividades por temor a no estar disponibles. No es válido ni sano que si no les van a dar la oportunidad la Sepyc los haga perder el tiempo. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo