Opinión

Extinción de la multipropiedad LMB

Por: José Carlos Campos

INDICACIONES.- La indicación, más que orden, en la oficina fue clara y directa: “hagan todo lo posible porque el equipo levante en la siguiente temporada”. No fue el “cueste lo que cueste”, sino ese último esfuerzo para no dejar un tiradero. Los Pericos de Puebla están en venta, ahora toda la apuesta está en los Acereros de Monclova. La multipropiedad, ese “algo” que alguna vez Javier Salinas había considerado un ”mal necesario”, está en vía de desaparecer al menos en un 67 por ciento de la Liga Mexicana de Beisbol luego de que por otro lado, los Algodoneros de Unión laguna también están tratando de ser vendidos y así, dejar de ser parte del “combo” que hasta hoy forman parte junto a los Leones de Yucatán. En el caso de los Pericos, el club representó la llave de acceso de Gerardo Benavides Pape al beisbol de verano siendo así el inicio de su lucha por hacerse de los Acereros, entonces en manos de su competidor en el ramo acerero, Alonso Ancira. Lo logró y ya con dos clubes de su propiedad, hoy se da cuenta que además de que es tarea muy agobiante, el ánimo real (pasión, ganas de trascender) están en Monclova, no en Puebla, así sea que con Pericos ya fue campeón. Tal vez eso mismo suceda con los hermanos Arellano, que ya vieron que es en Mérida donde no solamente han armado un gran equipo sino que este está muy conectado con la afición, fenómeno que en Torreón para objetivo a alcanzar en el muy largo plazo. Nada qué criticar a los empresarios por tomar decisiones con sentido estrictamente de negocios, no deportivos.

SOLO.- Así las cosas, las cosas regresarían a la “normalidad” al quedarse Alfredo Harp como único socio al que se le permiten el hito (único en el mundo) de ser dueño de dos equipos de beisbol en la misma liga, algo prohibido por el beisbol organizado. Pero más allá de lo que parece meramente anecdótico, el tema para LMB es el riesgo que se cierne de que dos plazas, ambas importantes para la pelota de verano, están sobre la línea de alto riesgo. Si no hay compradores y los actuales dueños no quieren a los clubes, ¿cuál será el destino final de las franquicias? En todo caso, ojalá no se le ocurra a alguien invitar a gobiernos locales a entrarle al quite. Un mal no se cura con otro mal.

COMENTARIO.- ¿Cuántos cambios de peloteros se han forzado luego de que surgieron positivos en los exámenes antidoping este año en LMB? Pregunta que nos hacen luego de que tal y como lo dijimos hace semanas, vía pago de 5 mil DÓLARES, los clubes “limpian” a los jugadores implicados. Por cierto, sigue el silencio de la liga sobre el tema, ni una mención ni referencia, como si el asunto del dopaje se hubiera borrado de la agenda.

INNOVACIÓN.- Hablando de anécdotas, se anunciaron los rosters para el Juego de Estrellas de la LMB, evento a celebrarse los días 28 y 29 de junio en Mérida, Yucatán. Para muchos, lo curioso fue el anuncio del llamado “Doble Play Derby”, algo vendido como “innovación” que bien pudo integrarse de las otrora pruebas de campo, pero que queda en el mal llamado derby que quien sabe el nivel de interés que levante. La chacota que ha generado ha sido intensa y algo más que divertida. Otra vez la forma sobre el fondo: ¿juego de estrellas con varios peloteros con más de un mes de inactividad? ¿Se les pedirá el 100 por ciento de esfuerzo y entrega en un juego donde nada se disputa. Sublingual.- Con Toros y Tigres adelante en las series de la liguilla, tal vez no haya tiempo para que Pepe Maiz se pueda reponer si es que los Sultanes quedan finalmente eliminados. El juego clave era ayer, en caso de que Toros y Tigres hayan repetido color ya se vería muy cuesta arriba que Sultanes y Leones remonten en lo que sería, finalmente, la gran sorpresa del torneo de apertura 2018.