Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Extraña visita

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, estuvo ayer en Los Mochis. Oficialmente inauguró el distribuidor del Trébol, pero la pregunta sobre la razón para traer a un funcionario federal a inaugurar algo que ya estaba inaugurado y en funcionamiento, no se explica, más cuando no trajo ningún anuncio de obras carreteras para el norte de Sinaloa. Sólo anunció obras para Culiacán y Mazatlán.

Qué pasó con la tierra del exgobernador Mario López Valdez. Evidentemente no trajo nada. Ni la carretera Mochis-Topolobampo será rehabilitada.

Es más, dijo que era una obra estatal. De las peticiones de los alcaldes de Choix y El Fuerte, tampoco.

Es decir, sólo vino a hablar de la obra que llevó dos años hacerla y por la que se gastaron 403 millones de pesos, pero a la que aún le falta una inversión como de 40 millones para embellecerla e iluminarla.

Sin duda esa obra le ha dado un mejoramiento y funcionalidad a Los Mochis, pero por qué cacarearla tanto, ya hasta resulta sospechoso.