Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Extranjeros siembran anarquismo en México

ITINERARIO POLÍTICO

Através de actos violentos, vandalismo e incluso ataques a individuos, en este momento México es el escenario de la "Jornada de Solidaridad con l@s pres@s politic@s" o "Semana Solidaria", una respuesta de los frentes anarquistas a la detención su compa Jorge Mario González García el pasado 2 de octubre.

En el marco de estas acciones de anarquismo —con participación extranjera—, el domingo 6 de enero se detuvo en flagrancia a las canadienses Fallon Poisson Rouiller y Amelie Pelletier, así como al mexicano Carlos López Marín. Estos supuestos anarcos lanzaban explosivos caseros contra una oficina de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y una agencia automotriz.

Al momento se sabe que Fallon Rouiller —de 20 años— ingresó a México por vía terrestre el pasado 19 de diciembre con pasaporte número QL573754. Junto con ella viajaron su compatriota Justine Desranleau Dandurand —de 28 años— con pasaporte número GC150173; y el estadounidense Benjamin Keith Shackelford —de 24 años—, con el pasaporte 443505321. Los dos últimos permanecen libres y siguen en este país.

A su vez, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Gobernación, el mexicano detenido —Carlos López Marín— es licenciado en Arquitectura, egresado de la UNAM con la cédula profesional 4758106, de 2006.

Aparentemente, en México se intenta establecer un polo de anarquismo como en otras partes del mundo. Muestra de ello, los eventos violentos registrados durante la "Semana Solidaria" que, según explican, busca "la solidaridad nacional e internacional para demandar su liberación (de Jorge Mario González García) y la de l@s demás pres@s politic@s, todos ellos rehenes del Estado mexicano".

A esta convocatoria —lanzada por la Cruz Negra anarquista— se suman los actos de las Células Autónomas de Revolución Inmediata-Praxedis G. Guerrero, que causaron explosiones en la cabina de un autobús del cuerpo de granaderos del DF y una más en una sucursal de Banamex ubicada en el Eje 10 sur. Ambas el pasado 2 de diciembre; ambas parte de la protesta por la detención de Jorge Mario González.

Además, estas mismas células autónomas se atribuyen la autoría de explosiones en la sede del PAN en Ciudad Nezahualcóyotl; en la sede regional del PRI en Tlalnepantla —Estado de México—; y una más en las instalaciones de la CFE en la carretera Picacho-Ajusco.

Y no está de más recordar que el pasado 7 de enero —en Texmelucan, Puebla— un policía perdió la vida y otro resultó herido cuando atendieron el reporte de un paquete sospechoso abandonado en un domicilio particular, el cual estalló una vez que los agentes lo llevaron a su patrulla.

Pero la cosa no termina ahí. Un rastreo de actos similares en cajeros automáticos —blanco preferido de los frentes anarquistas— dejó ver que en la Ciudad de México ocurrió uno el 17 de mayo de 2013 —sobre la Calzada de Tlalpan—, otro el 26 de noviembre en la colonia Portales; uno más el 30 de noviembre en la delegación Coyoacán; y finalmente, uno el 26 de noviembre en la colonia San Sebastián de la ciudad de Toluca.

Y no sobra recordar que el pasado 5 de enero el sitio de internet Contrainfo —donde se traducen y difunden los comunicados de células anarquistas— publicó un texto firmado por los miembros presos de la Conspiración de Células de Fuego, quienes desde la cárcel griega Koridallos llaman a los anarcos del mundo a ejecutar objetivos humanos, a no temer a la muerte o la cárcel, pues, dicen, son consecuencias de la acción que promueven y a "trasladar los ataques a la primera persona y el tiempo presente sin camuflarse en la protesta social".

Según se sabe, dicho comunicado se habría presentado en el Simposio Internacional Jornadas Informales Anarquistas 2013, que tuvo lugar en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM entre el 27 y el 29 de diciembre. Y a propósito del simposio, el 12 de diciembre el gobierno mexicano impidió la entrada al país al italiano —y conocido anarquista— Alfredo M. Bonnano, quien pretendía tomar parte en el evento.

El europeo de 76 años provenía de Buenos Aires, Argentina, donde se reunió con simpatizantes de su teoría anarquista insurreccional.

De acuerdo con fuentes oficiales, el ataque de anarquismo del que ha sido blanco nuestro país tiene vínculos con grupos relacionados con el #YoSoy132, con la CNTE e incluso con el EPR. Aquí documentamos —el pasado 2 de enero— las conexiones de actos anarquistas y vandálicos con el #PosMeSalto y sus nuevas expresiones. Lo curioso es que a pesar de que el anarquismo que quiere ser sembrado en México viene del extranjero, el Estado mexicano guarda silencio.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx