Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Falta ver a nuestros propios olvidados

SINALOA

Por: Opinión Estatal

México tiene como país una fama muy bien ganada como gran anfitrión de extranjeros. Durante muchas décadas, nuestro país ha sido refugio de personas de diferentes nacionalidades cuando han tenido que salir de sus naciones en busca de asilo, huyendo de dictaduras u otras calamidades.

Españoles, argentinos y chilenos de manera más reciente han sido los extranjeros que se han refugiado en el país y que han sido bien acogidos tanto por sociedad como por gobierno.

Todas estas personas en su gran mayoría han aportado al crecimiento del país y al enriquecimiento de una de por sí ya extensa cultura.

La misma crisis de Venezuela ha provocado que decenas de miles de ciudadanos venezolanos se refugien en nuestro país. Tanto con ellos, con los centroamericanos que vienen en la famosa caravana, México ha sido hospitalario, pese a algunos comentarios de odio que se hacen en redes sociales.

La famosa caravana migrante, que en una gran mayoría se ha dispersado, cruza el país bajo la vigilancia de medios de comunicación y de organismos internacionales, pero el éxodo silencioso de centroamericanos que han atravesado México lleva años.

Todas las muestras de apoyo a los migrantes que se lanzan desde el gobierno son correctas. Ojalá fueran más.

Sería bueno también que el gobierno recuerde que hay millones de mexicanos en pobreza extrema que, sin hacer caravana, también necesitan ayuda, y urgente.