Opinión

Aurelio López,depredador de beisbol

CALENTANDO

Por  Fausto Castaños

EL BUITRE MÁS depredador del beisbol ya no está con nosotros. Hoy lo recordamos en su aniversario de nacimiento, lunes 21 de septiembre de 1948. Es Aurelio Alejandro López Ríos, fabuloso lanzador natural de Tecamachalco, Puebla. Un accidente automovilístico tipo volcadura, junto a su esposa Celia, a la altura de Matehuala, San Luis Potosí, terminó de tajo con su vida a los 44 años de edad, en plena función como presidente municipal de su pueblo. Lamentablemente, esto ocurrió un día después de la fecha de aniversario de nacimiento, trágico 22 de septiembre de 1992. Festejaría en vida 72 años.

AURELIO, a su paso por el beisbol, dejó un legado formidable. Después de ser descubierto en la pelota nacional, pronto llamó la atención de cazatalentos y lo firmaron los Reales de Kansas City, que lo debutaron en las Mayores el primero de septiembre de 1974. Luego trabajó para Cardenales de San Luis en 1978. Sus mejores años los vivió con Tigres de Detroit de 1979 a 1985. Con los felinos disfrutó el momento más grande de cualquier pelotero.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

MÍSTER SMOG, como se le conocía, fue el ganador del quinto juego de la Serie Mundial frente a Padres de San Diego por 8-4, al retirar en fila a los siete que enfrentó, para coronar una temporada excepcional, con marca de 10-1 y 14 salvados, que lo dejaron en la séptima posición como aspirante al Cy Young. Se le consideró en su tiempo como uno de los pícheres con mayor velocidad, que rondaba las 95 millas. El mánager que siempre lo cobijó fue el legendario Sparky Anderson. Su ciclo lo cerró con Houston en 1986 y 1987.

EN LAS MAYORES se mantuvo 11 años con marca de 62-36, 328 juegos, 367 bases, 635 ponches, 910 entradas y 3.56 en efectividad. Cerró con 93 salvados, cifra que lo mantuvo como el mexicano con más rescate, hasta que en 2010, Joakim Soria llegó para imponer su ley con más de 200. Participó en Juego de Estrellas en 1983. Su último juego en la gran carpa ocurrió el 17 de junio de 1987 con Houston.

EN NUESTRA pelota invernal abrió paso en la campaña 69-70, donde alternó con Los Mochis y Guaymas. Luego pasó a Guasave dos años, seis con Mazatlán y los últimos siete, hasta su retiro, con Tomateros de Culiacán, en la campaña 88-89. Es de los más grandes relevistas. Recuerdo que decía cuando lo enviaban al centro del diamante: “a mí denme una carrera de ventaja y yo me encargo del resto”. Junto a Salomé Barojas, Cecilio Acosta, Sid Monge y Toño Pulido fueron los ases del bullenpen guinda en los 70s y 80s.

SU BRILLANTE carrera le permitió alcanzar la inmortalidad en el Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en 1993, al lado de René González, Óscar Rodríguez, Ramón Arano, Homobono Márquez y el historiador Humberto Galaz.

TAMBIÉN EN un día como hoy lunes nació el inmortal Juan Navarrete, actual mánager de Hermosillo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo