Opinión

Culiacán merece respeto como plaza de Dorados

CALENTANDO

Por  Fausto Castaños

Los últimos hechos bochornosos que generó el embargo de bienes del Club de Futbol Dorados dejó muy mal parada la plaza de Culiacán en todo el mundo. Esas imágenes, desalojando muebles y otras propiedades del estadio del Gran Pez, producto del embargo aplicado por el SAT, mancharon nuestra imagen como ciudad. No es novedad que los problemas financieros han sido frecuentes en esta organización en su historial de quince años.

CUANDO EL GRUPO Caliente, con sede en Tijuana, tomó las riendas del club, se pensó que terminarían los problemas económicos; que el proyecto estaba enfocado a regresar a la primera división a Culiacán. Es cierto, se deslumbró al mundo con la contratación bomba de Maradona. Con temores, por sus conocidos problemas extracancha, el Pibe funcionó, y muy bien. Llevó a la franquicia a dos finales en fila, que lamentablemente se perdieron. Se fue Maradona, y la euforia que levantó se vino a pique.

SE HA EXPLICADO que los adeudos con el Sistema Tributario son herencia de la administración anterior. Está bien, pero mientras son peras o manzanas, dañan esta plaza, crean incertidumbre en la afición, que paulatinamente pierde la paciencia. No ve para cuándo Dorados ascenderá a la Liga MX. Traen como nuevo director técnico a David Patiño, que con toda su experiencia de dirigir a Pumas, los Peces navegan a medio océano, sin rumbo, con la brújula perdida.

CREO QUE LA directiva, que ordena desde Tijuana y delega funciones aquí con Antonio Núñez, tiene tiempo para reflexionar, atender mejor al plantel y responder a su noble afición, que ha sido de las mejores del país. Merece respeto como plaza. Ya basta de estos numeritos. Embargos, falta de pagos y paros de jugadores por falta de salarios. Dorados es un club grande que debe estar en los primeros planos en todos los rubros. Están a tiempo, pero junto con la paciencia de la afición, que se agota. Quien deba dinero, que pague de inmediato; y si no pueden con el paquete, dejen el club en otras manos. Se invirtió por parte del Gobierno del Estado 70 millones de pesos en el estadio, pero se olvidó que sus administradores no pagaban impuestos. De no creerse.

SIEMPRE HEMOS permanecido ligados al futbol como jugadores desde nuestra juventud en las filas universitarias. Crecimos inspirados por la figura de Pelé. Nuestra idolatría por el Rey se acentuó en el Mundial México 70, en donde los cariocas conquistaron el tricampeonato y la Copa Jules Rimet. Nadie me va a convencer quién ha sido el mejor futbolista de todos los tiempos. Con los ojos cerrados me quedo con el triple campeón mundial, el mismo que revolucionó en sus inicios el futbol en Estados Unidos, cuando llego al Cosmos de Nueva York en la década de los 70.

Hoy, a sus 80 años, es fastidiado por lesión en la cadera, que lo tiene en silla de ruedas. Ha superado diversos problemas de salud, y está ilusionado para seguir más años. Desmintió a su hijo que está deprimido. Nada de eso dice el exastro del Santos de Brasil. Y qué bueno, porque tendremos la oportunidad de que siga con vida para sus miles de legionarios en todo el mundo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo