Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Feliz año nuevo

EL CUADRO

Ahora sí que borrón y cuenta nueva como cada 365 días, a empezar con el pie derecho, la dieta, el proyecto, el trabajo, el ejercicio y todo lo que nos proponemos. Quiero felicitar a todas las personas que le echaron ganas, por las cuales tenemos una ciudad más limpia, más bonita, creciendo, con más restaurantes, con más lugares, con más y mejores buenos servicios, por los jardines más verdes, el centro más organizado y todo ese trabajo que muchas veces pasa por desapercibido y por andarnos quejando de otras cosas, como Mochis no hay dos y si nos volteamos a verlo ayer, no cabe duda que está mucho más preciosísimo y hay mil y más cosas que presumir de él que en ese entonces. Así que a dejar de quejarse, a ponerse a trabajar y sobre todo a confiar y mandarle las mejores vibras a las nuevas personas que van a hacerse cargo de él, del municipio y de sus alrededores, ya que tienen lo mejor que ofrecer empezando con su ímpetu de emprendedores. También una felicitación muy grande a los chicos de la Financiera Rural de la Zona del Noroeste porque estaba leyendo ayer por ahí que este año fue sin precedentes, colocaron más préstamos que nunca e incrementaron casi al 40% sus créditos a diferencia de años posteriores y todo esto principalmente en Sinaloa, qué parote. Estoy segura que el próximo año seguirán cumpliendo sus objetivos, trazándose nuevas metas y alcanzándolas porque cuando se tiene un equipazo, no hay de otra, inteligencia, trabajo duro, dedicación y unas inconmensurables ganas de ayudar a la gente es definitivamente la fórmula perfecta para seguir dando pasos a un mejor futuro. Les mando un besote, un fuerte abrazo a Mario Zamora, que se ha lucido como coordinador general de la Financiera Rural y que se ha armado de muy buenos elementos que, aparte de jóvenes, son entusiastas, inteligentes, nobles y con un deseo muy puro de hacer las cosas bien, que es lo más importante. La mejor de las suertes no les deseo porque no la necesitan cuando la voluntad, el equilibrio, la oportunidad y las ganas se juntan. Les dejo el cuadro con tres de las personas que se me fueron a Hermosillo a trabajar y que extraño tanto en mi justa medianía: