Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Felton podría pedir cabeza de delegada de Profepa

EN EL BLANCO

Truena Felton contra Profepa. El centro de la disputa es la clausura de la construcción de Plaza Sendero. La que por cierto pudiera reanudar desde hoy los trabajos.

El 6 de marzo con bombo y platillo y fungiendo como invitado de honor, el gobernador Mario López Valdez, el alcalde Carlos Felton y empresarios pusieron la primera piedra de lo que sería una obra cuya inversión, dijeron, sería de 70 millones de dólares. Y que la concluirían para noviembre próximo. Pues efectivamente fue la primera y única piedra que lograron colocar antes de que llegaran los inspectores de Profepa y pusieran los sellos de clausurado.

Para Felton "hay saña. Y no hay razón para que hagan tanto daño en una situación que no amerita tanta crueldad". Casi dos meses ha permanecido parada la obra. Tiempo en el cual han surgido muchas especulaciones que van desde la ignorancia municipal de cómo aprobar obras, hasta la inusual pifia de los inversionistas que ya cuentan con otras plazas comerciales en todo el país y que no se explica cómo les fueron engañar para que arrancaran una obra sin contar con los documentos de trámite que se exigen.

Pero para Felton está muy claro quien y quienes son los responsables. Es la delegada de Profepa en Sinaloa. Y en entrevista con los compañeros de Sinaloa en línea, declaró que a punto estuvo de tocar el tema con el presidente Enrique Peña Nieto en su reciente visita a Mazatlán. Y que ni él ni el gobernador pudieron destrabar el tema.

Es decir, Felton dice que tuvo chance de hablar en corto con Peña Nieto cuando Malova no pudo hacerlo. Y que ambos (Malova y Felton) no fueron capaces de gestionar una solución rápida para reanudar los trabajos de esa obra que ellos arrancaron sin que contara con los documentos legales que establece la Ley.

De beisbol y gobierno. El equipo de beisbol de Guasave está fuera de la Liga Mexicana del Pacífico. Está más que claro que su venta está cerrada y fue adquirido por Guadalajara. Ahora el gobernador Mario López Valdez quiere que por lo menos los dejen jugar este año en Guasave, para mantener la plaza. Y hasta confabulan con los otros directivos de los equipos de Sinaloa para presionar en la LMP para lograr sus fines.

Lo que no se entiende es que el espectáculo del béisbol es negocio de particulares y firmas cerveceras, ¿dónde encaja el gobierno? En Culiacán, el caso del nuevo estadio condujo al gobernador a declarar que si no lo hacen, mejor renuncia. ¡Qué! Y los del club de Mazatlán ya lo emplazaron para que apoye la construcción de un nuevo estadio.

No entienden los que negocian con el beisbol que los dineros del gobierno son del pueblo. Y la prioridad seguramente no es construir más estadios de beisbol, sino mejorar la atención médica, las vías de comunicación. Combatir la pobreza que existe lastimosamente en Sinaloa. Ya el reconocido cronista deportivo Don Juan Vené puso en su lugar varias cosas sobre lo que sucede en Sinaloa en torno al beisbol.

También la actitud del gobernador y sus promesas. Eso le valió críticas de los queda bien del gobierno. Lo cierto es que Vené tiene toda la razón...Y en algunas otras cosas se quedó corto. El caso sigue como telenovela.

[email protected]om.mx