Opinión

Atención al Coloso del Dique

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

El vandalismo puede acabar con sus instalaciones. El estadio de futbol Coloso del Dique está sufriendo sus estragos.

A falta de una buena vigilancia, el coso deportivo está a merced de la barbarie de jóvenes pandillas. A diario se ven en sus alrededores.

Esa violencia, -de no atacarse a tiempo- terminará por perjudicar el deporte y una de sus mejores instalaciones que se tiene. Poco a poco el parque futbolero ha estado resintiendo la falta de un mantenimiento adecuado. Desde la salida del equipo de futbol profesional Murciélagos, el estadio ha quedado a la deriva. Eso, a pesar de que las autoridades municipales y deportivas cuentan con algunos trabajadores que están al pendiente de ello. Pero no es suficiente. Tanto en la cancha de juego, como en sus estancias de vestuarios, baños, cocina y oficinas, no existe una atención adecuada. Sus puertas de accesos han sido profanadas. La violencia se está apoderando del entorno.

Colofón. Y a propósito de jalpus, sameros, dambollinis, -traducción- “No te derrumbes solo, tienes algo por qué vivir”. ¡Ai´sí. Sería interesante que las autoridades contemplaran un programa de rehabilitación general, tanto dentro como fuera del inmueble. Y esto debe ser de inmediato, la saña y los destrozos pueden crecer. Se ha hablado de un apoyo fuerte al área deportiva en todos sus niveles.

Lograrlo en sus instalaciones sería preferente y magnífico.