Opinión

Como los buenos vinos

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Como los buenos vinos, entre más viejos…. Jesús “Chuyón” Elizalde me remontó a los años 80. Se jugaba una fuerte Liga de Segunda Fuerza, denominada “Rosario León”. Era un beisbol “cajeta”. Muchos equipos divididos en dos grupos. Fuertes todos ellos, unos trabucos. Ahí participaba EL DEBATE con un cuadro para pelear por el banderín. Y en otro jugaba “Chuyón” Elizalde, que hacía estragos en las baterías rivales con una recta quemante. Y ahora me entero que este veterano lanzador del populoso barrio de San Pedro tiró toda la ruta en un encuentro donde se alzó con la victoria y le dio el título a su equipo, Agroquímicos Sedano, en la Liga Dorada. Hará algunos meses que me lo encontré en la Unidad Deportiva, ahí cerca del Gimnasio “La Bola”. Charlamos un poco, un encuentro fortuito, pues dice vivir ahí en el Infonavit. Pienso que “Chuyón” no ha de tener esa recta de las 90 millas, pero su colmillo está más retorcido que el cigüeñal de aquella vieja troca de don García Cuadra. Este veterano de mil batallas tiró toda la ruta, con 11 hits, obsequió una base y ponchó a cuatro.

Colofón. Y a propósito de cachimbos, jurais, malfunitis, -traducción- “En el día pienso en ti, en la noche te sueño, eres mi pesadilla”. ¡Ai´sí! Pero no solamente “Chuyón” estuvo en este duelo. Ahí se vio a Constancio “Tancho” Domínguez, al igual que a Alfredo Ruiz. Otro que brilla con luz propia es el zurdo César Araujo, campeón bat y en carreras producidas. Al igual que Sergio Mario Gutiérrez, campeón pícher. ¡Viejos los cerros!