Opinión

Con nombre rimbombante y toda la cosa

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Quién iba imaginar que aquello que empezó siendo como un Comité Deportivo Municipal, luego sería Dirección y ahora funge como un Instituto. Cuando menos en nombre ha crecido. Se escucha más rimbombante Instituto Municipal del Deporte y Recreación Física, que lo anteriormente se mencionaba. Y es que en los primeros años de gobierno en el municipio de la Chica del 17, o sea Salvador Alvarado, no se les tomó en cuenta. Al deporte lo veían como un pasatiempo. Y así fue con Alberto Vega Chávez, a pesar de que “Veguita” era un fanático del beisbol en todas latitudes. Luego el doctor Alfredo Díaz Angulo, administración 1966-1968, tampoco volteó a la mesa de los deportistas. Ellos seguían jugando y organizando sus ligas internamente. El Ayuntamiento poco intervenía, solamente lo hacía en apoyos de entrega de trofeos y reconocimientos. Algo mismo sucede hoy, pero con más alcurnia, dirían los clásicos. Con Álvaro Pérez 1969-1971, la cosa no cambió. Todo se organizaba mediante directivas, máxime el llamado rey de los deportes, aun de que el futbol iba en crecimiento.

Colofón. Y a propósito de colfoños, tuxus, mamichis, Desfiló en la presidencia municipal, que en ese entonces estaba en la esquina de Mariano Escobedo y Antonio Rosales, el doctor Florentino Camacho en los años 1972-1974 y existieron muchas expectativas. Pero nada, al igual que con Efrén Gallardo Fuentes en 1975-1977, que inauguró el actual estadio de beisbol Alberto Vega Chávez. Regino López Acosta tomó la batuta 1978-1980 y llegó ese nombramiento para Sergio Armando Soto López.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo