Opinión

Hay señales de las Ligas Pequeñas

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Entusiasmo y alegría se vive en los campos infantiles de beisbol, ¡pero de Culiacán!  Al inicio de la otra  semana se abrieron los parques de entrenamientos para los pequeños gigantes. Los mismos padres de familia dieron sus puntos de vista. Acuerdo global para que se regrese a la actividad, tomando las debidas precauciones entre todos los deportistas. Confirman que posiblemente sea todo este mes de prácticas y que los torneos oficiales de las Ligas Pequeñas inicien a partir del mes de febrero. Pero todo en espera de lo que dicte el Sector Salud.  ¿Y en The Rosca City,  cuando? Con el regreso de Manuel Herrera al mando, acá en La Rosca empieza a haber señales de alguna voluntad de hacerlo. La partida del presidente del Beisbol Pequeño ante el Club de Veteranos, Armando Cabrera, complicó aún más la situación.  Lo mismo pasa  con otras ligas de beisbol en la ciudad. Mientras no den el pitazo inicial, nadie se mueve. Las voces oficiales dicen un día algo y luego pasan de largo otros tantos para dar señales ocultas y diversas. No hay una conexión real entre autoridades deportivas y directivos. Eso se nota, por la frialdad que se siente en todos los sectores. Y no hablo del intenso frío y las altas temperaturas que nos han llegado.

Colofón. Y a propósito de romances culinarios, después de alrededor de 10 meses en paro forzoso por la pandemia del coronavirus, hay que vacunar de inmediato a los dirigentes para que se pongan la playera.  ¡Digo!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo