Opinión

Me dejó azorado como al Chino

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Me quedé azorado como el Chino. Y no hablo de ese chino que se comió el chinacate, murciélago o vampiro, para mandarnos el COVID-19. Solo recuerdo como un dicho, que hará varios años, en Mocoritón Viejo, se propagó más que el coronavirus. Para cualquier cosa salía a relucir: “Me azoré como el chino”. Novedades que en los pueblos se da, seguidamente, y ahora como es Mágico, pues tiene más cabida. Pero a lo que iba, es al azoro, esa impresión de saber tantos eventos deportivos que se tienen en el vecino municipio, y uno ni en cuenta. ¡Tan cerca y tan lejos! En el reportaje de Octavio Inzunza, hecho a Felipe Espinoza Lara, director del Instituto Municipal del Deporte en Mocorito, no me queda más que asombro, cuando relata la promoción deportiva que se tenía en el municipio al momento de llegar la contingencia sanitaria. Resalta que tenían torneos de futbol municipal, softbol varonil y femenil, Futbol 7 Burócrata, futbol de los músicos, programa insanity, programa de ejercicios físicos para la salud en las comunidades, programa de actívate en las escuelas, capacitación y entrenamiento en escuelas deportivas municipales de basquetbol, futbol, beisbol, entre otras actividades.

Colofón. Y a propósito de chinchi leguas no está lejos, uno se pregunta del porqué no existe información al respecto, teniendo tanta actividad en la Atenas de Sinaloa. Se tuvo que esperar a que llegara este encierro, la cuarentena, para saber y conocer que sí se está trabajando en el área deportiva. Lo que sí es un hecho, y ahí se resaltó, es que “Memo” Galindo ya le anda por darle de patadas al balón.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo