Opinión

No hay mal que por bien no venga

¡INGENIO Y FIGURA!

Por  Filiberto Inzunza

Dicen que no hay mal que por bien no venga. Con este dicho reaparece Mister Fly One Go, que no lo veo muy dichoso. Mister se ve atribulado, atormentado, ojeroso. -Llegas con ese refrán y te noto todo lo contrario, le digo. -Es que no duermo, y si lo hago es de día. -Me tiene turulato esta cuarentena, el encierro me está matando y luego con tantas noticias del COVID-19 y sin espumosas, ya no encuentro la puerta, ni siquiera un jonuco para hacerme bola. -Bolas te están haciendo, despabílate y cambia esa actitud, le propongo. -Está bien, -acepta- Mister Fly One Go. Dicen que los bienes son para remediar los males, otro refrán popular. Pero Mister expresa que no deja de pensar en tanto barullo que se está dando con el coronavirus, el regreso del futbol y los cambios que se están viendo. Las últimas noticias son que de un momento a otro todo ese equipo de purépechas se vienen a “salar las patas” en las aguas mazatlecas. Y los michoacanos esperan que desafilien al Cruz Azul para que cambie de sede y sea su nueva playera. Por eso Mister asienta que no hay mal que por bien no venga.

Colofón. Y a propósito de regresos, cambios y mudanzas, ahí está lo de Ricardo Lavolpe, que dijo mi mamá que siempre no. ¿Quién les entiende, pues? Hará algunas semanas que “El bigotón” había anunciado su retiro de las canchas, no quería saber nada de futbol. Ahora se vuelve a aparecer y grita a todo pulmón que “nanay”, que sigue en la palestra y está listo a escuchar ofertas para volver a dirigir. Este COVID-19 no nos deja elucubrar, o alguien nos quiere engatusar.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo