Opinión

Semana de sentimientos encontrados

Filiberto Inzunza

Por  Filiberto Inzunza

Fin de semana deportiva con sentimientos encontrados. Yacine, un delantero inglés que venía saliendo de una lesión y regresa al primer cuadro, anota un gol olímpico sin ver. El jugador del AFC Oakwood Barwet Sunday League División 1 de Inglaterra se enfrentaba al Highgate Albión donde perdían 1-2. Yacine fue a cobrar un tiro de esquina. Llegó a la punta del campo, colocó la pelota y sin voltear a ver el balón, ni tampoco a sus compañeros en el área, soltó el zapatazo y la esférica hizo una comba magistral, para ir a colocarse al otro lado del arquero, en la mera esquina del poste contrario. Con ese gol le daba el empate a sus colores. Yacine ni enterado estaba, cuando de pronto recibió la avalancha de sus compañeros, abrazándolo y tirándolo al piso, con la felicitación de esa impresionante anotación. Y es que Yacine nunca volteó a la cancha, él estaba embelesado mirando la cámara del celular que estaba adjunto al tiro de esquina, para ver su silueta y la forma de pegarle a la redonda. En el Estado de México, en una gran función de lucha libre, fallece el Príncipe Aéreo al recibir dos patadas en el pecho, cae a la lona y ya no se levanta con vida. Tanto el réferi como su rival en turno tratan de reanimarlo, pero ya es imposible. Llegan los paramédicos y se lo llevan en camilla, lastimosamente muere.

Colofón. Y a propósito de hurras y festejos, Dodgers de Los Ángeles gana el banderín de la Liga Nacional y agarra el boleto a la Serie Mundial de beisbol, al derrotar a Bravos de Atlanta en un estrujante séptimo juego. Se medirán a Tampa Bay gracias a un impresionante relevo del lanzador sinaloense Julio Urías.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo