Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Final entre dos buenos equipos

RINCÓN BEISBOLERO

Defintivo. Luego del desenlace de la muy buena y emocionante semifinal entre Naranjeros de Hermosillo y los Cañeros de los Mochis, se formalizó el domingo que los protagonistas de la XLV serie final de la Liga Mexicana del Pacífico sean los Naranjeros y los Mayos de Navojoa.

Quien en septiembre hubiera dicho que este sería el duelo que decidirá el cetro de la LMP, hubiera sido visto como loco, toda vez que a la tribu la descartaban casi por "default" sin siquiera averiguar. Pero ahí están las dos escuadras sonorenses para dilucidar la gema.

Séptima ocasión en que se verán las caras en un duelo titular, con saldo hasta ahora de cuatro series ganadas por Hermosillo. Los Mayos van por su tercer cetro. Pero, la verdad, la historia ni nos dice mucho ni es el referente. Dejemos eso a quienes se entretienen y entretienen a los demás con eso.

¿Qué los Naranjeros le ganaron ocho de diez juegos a los Mayos en temporada regular? Ni en eso nos fijaríamos. Los primeros tienen ahora a Zelous Wheeler y Édgar Osuna; los segundos a Juan Salvador Delgadillo y a Chris Roberson.

Son dos muy buenos equipos, dos muy buenos finalistas.

El mejor del rol regular, como lo es Hermosillo, y el que se ha visto más sólido en la postemporada, como bien lo representa Navojoa.

Indicios. No caeremos en el simplismo de llamar a los Mayos "favorito sentimental" o de señalar que los Naranjeros representan la lógica sino antes bien, indicar que nuestra visión es que los primeros son los favoritos, así sea por ligero margen.

Batallaron de más los dirigidos por Matías Carrillo en la serie contra Mochis, se vieron contra la pared y eso les costó lo mismo mover a su line-up que derrocar de su puesto a Jason Urquídez, el líder de rescates de la liga. Le atinó "el Coyote" a sus movimientos pero indicaron que les tocaron la línea de flotación.

Los Mayos por su parte, no solamente que tienen bateo del 1 al 9 sino que su pitcheo se preparó para contener a los Águilas de Mexicali, que no era una perita en dulce.

Ya no hay tantas dudas sobre la rotación naranja, Osuna se la compone en el papel y la tribu ya tiene primer bat con Roberson, además de defensiva. Como que la balanza se puso nivelada y ni para dónde hacerse.

La estrategia contará, ni modo de desecharla: el desenfadado colmillo grande y retorcido de Bundy y la socarrona picardía de Matías.

No nos culpe por no pronosticar al probable ganador ni indicar en cuántos juegos se terminará la serie. Ya dijimos que mejor ser historiadores que pronosticadores.

Pero, ¿acaso no mencionamos a un favorito ya?

Vencidos. Abundan los elogios para los Cañeros de Los Mochis y todos, la verdad, muy merecidos. Equipo que no llegó a la final porque no pudo superar la traba de no saber ganar en gira, tal vez el único óbice que se le puede poner para calificar de excelente su temporada.

Ni ponerle ni quitarle a estos verdes muy bien dirigidos, muy motivados y que especialmente ante Naranjeros en la semifinal, derrocharon lo mismo talento que ánimos de triunfo.

Con ese roster, anotados para la temporada entrante.

Cobertura. Serie final que no será inédita por los protagonistas pero sí por su difusión. Anunciado está que va por Megacable en su sistema digital así como por ESPN 3, Fox Sports 2 y se comentaba ayer que hasta por TVC Deportes (para los que quieren escuchar noticias sobre Diablos y LMB).

Para elegir y escoger pero lo más importante, para darle al beisbol mexicano un sonoro nivel de proyección como pocas veces en la historia. Habrá competencia, de acuerdo, pero la imagen de la LMP llegará a prácticamente todo México y diversos países del área.

Buena esa, gran acierto de la liga y de Megacable.

Por cierto, ¿qué tal si deseamos que sea una gran serie final?