Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Finanzas bajo sospecha

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

La denuncia penal contra el exalcalde de Sinaloa, Saúl Rubio Valenzuela, y contra otros exfuncionarios, pone de nuevo en el ojo de la sospecha las finanzas públicas de un municipio donde poco se ha hecho por atacar la marginación.

La administración de Aarón Verduzco tardó casi siete meses en ventilar los detalles de un presunto desvío de recursos por más de seis millones de pesos y en el que se involucra principalmente a Saúl Rubio y a Pedro Araujo, entonces director de Obras Públicas del Ayuntamiento.

Los señalamientos refieren a obras inconclusas en las que el gobierno federal liberó la totalidad de los recursos, como es el caso del polideportivo de Baburia, con una inversión de casi dos millones de pesos, que están en el aire.

Lo más grave es que son 30 las obras donde la oficina del síndico procurador detectó anomalías, con una afectación para el erario de ese Ayuntamiento.

Aunque se presta a dudas ¿por qué el gobierno municipal tardó tantos meses en presentar la denuncia?, lo cierto es que tanto la Procuraduría de Justicia como la Auditoría Superior del Estado están obligados a dar seguimiento y sancionar conforme a la ley.

Llama la atención que el alcalde Aarón Verduzco aclare que no se trata de una "cacería de brujas" y que no quieren ver en la cárcel a estos funcionarios, y que lo que les interesa es que regresen el dinero que no se ejerció en las obras.

Y es que además del impacto que tienen para la ciudadanía las obras inconclusas, el mayor problema son las sanciones que recaen sobre el propio Ayuntamiento y el congelamiento de algunos programas federales, como los que maneja la Comisión Nacional del Deporte.

Sin prejuzgar si hay elementos en la denuncia, las autoridades están obligadas a castigar a quien haga mal uso de los recursos públicos.

Falta saber qué sigue en cuentas de otros municipios, por ejemplo El Fuerte y Guasave. ¿Qué otras irregularidades hay?