Opinión

Fluyen los apoyos federales

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

Jaime Montes Salas, delegado de programas federales en Sinaloa(EL DEBATE)

Jaime Montes Salas, delegado de programas federales en Sinaloa | EL DEBATE

Durante los últimos días han estado fluyendo los apoyos federales a estudiantes, pescadores, minicomerciantes y trabajadores independientes, con lo que gran parte de la población podrá sortear en mejores condiciones la pandemia del Covid. El delegado federal Jaime Montes informa que se acaban de entregar 19 mil becas a estudiantes de educación medio superior de los poblados más marginados, como es el caso de Ocoroni, en el municipio de Sinaloa, y que en el transcurso de la semana se entregarán otros 99 mil de los 120 mil becarios del sistema.

De los 34 mil 31 pescadores que existen en el estado, ya solo falta entregarles el apoyo de 7 mil 200 pesos a cada uno, a 6 mil. Este programa abarca a toda la costa sinaloense, desde Bacorehuis en el norte hasta Escuinapa en el sur.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

El delegado critica el oportunismo del secretario estatal de Pesca, Sergio Torres, que anda repartiendo despensas y dádivas, al parecer con el fin de muestrearse. Los programas federales no son solo de tiempos electorales, son permanentes.

De la misma manera, de los 17 mil 95 créditos que se asignaron a Sinaloa, por 25 mil pesos cada uno, a pequeños negocios, como panaderías, tortillerías y demás, 8 mil 360 emprendedores ya recibieron su dinero y se están verificando las solicitudes de los taxistas, músicos y meseros, a los cuales se les incluirá en el sistema de tandas de créditos a la palabra por 6 mil pesos, con posibilidad de otorgarles 10 mil más.

Además de las becas a estudiantes, los apoyos a los jóvenes que no trabajan ni estudian, a los adultos mayores y a los discapacitados, el gobierno federal ya está haciendo la derrama económica del millón y medio de créditos a la palabra a las microempresas para que sobrevivan a la crisis de la pandemia. “Es falso que no se apoye a la gente”.

Popurrí. En estado de alerta se encuentra desde ayer el país por el temblor que sacudió a Oaxaca, a la Ciudad de México y a todo el litoral del Pacífico. Por fortuna inicialmente el saldo en pérdidas de vidas y personas lesionadas fue mínimo; sin embargo, el pánico hizo presa a gran parte de la población por las réplicas que se sintieron después y por la amenaza de tsunami. Todavía más, al temblor y a la tragedia del coronavirus, que parece que no terminará nunca, se agrega la llegada de la denominada nube de polvo del Sahara, que los científicos dicen que no es nociva, pero que sí puede contaminar y provocar trastornos climáticos. Tampoco hay que descartar la ola de violencia de los cárteles.

PAPAS. Los paperos del norte de Sinaloa enfrentan serias dificultades para comercializar sus cosechas a buen precio, porque la pandemia contrajo el mercado y los compradores están pagando las cosechas a cuentagotas, según el dirigente Filiberto Cadena. Ha sido un año difícil para la agricultura, porque los maiceros tampoco logran buen precio y el gobierno les regatea los apoyos.

RENACER. Beneplácito entre comerciantes y restauranteros por la reapertura de sus negocios que inició ayer, con precaución, pero renace la afluencia de clientes. Aunque la gente nunca dejo de andar en la calle. 

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo