Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Fondo del problema

SAPIENZA

Por más intentos de paz que se han hecho sobre la situación en Medio Oriente, poco o nada se ha logrado porque no hay deseos de paz. Los palestinos lo han mostrado una y otra vez. Las tierras que pertenecen a palestinos e israelíes estaban previamente bajo el dominio de Imperio Otomano, que al ser derrotado como aliado alemán en la Primera Guerra Mundial, pasaron al dominio inglés y francés. No fue sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial, tras la matanza de seis millones de judíos a manos de la Alemania nazi, que se decidió utilizar esas tierras para formar dos estados independientes: uno israelí y otro palestino. La tierra, recordemos, la gobernaban los ingleses; los israelíes tomaron la oportunidad y formaron su nación, no así los palestinos. Las fronteras que se delimitaron no afectaron a los países de la región ya existentes. Los palestinos, que en realidad son árabes, ocupaban otra tierra distinta a la que ahora ocupa Israel. Pero en cuanto Israel se formó como país en mayo de 1948, comenzaron los ataques palestinos. En 1967, cuando una coalición de países árabes pensaba destruir a Israel, éste se adelantó y los derrotó en seis días. Israel tomó las alturas de Golán (al noreste de Israel) desde donde los palestinos lanzaban ataques, y se hizo de Cisjordania, que en realidad es la Judea antigua que alguna vez perteneció a los judíos. Los terrenos, por cierto, no pertenecían a los palestinos. También les quitaron Gaza a los egipcios, la que posteriormente les regresaron. Esos terrenos eran disputados (es el término internacional correcto, no ocupados) que los israelitas ganaron en una guerra de la misma forma que otras naciones han ganado territorios en otras guerras y no regresan si son esenciales para su defensa. Tal es el caso de las alturas de Golán y Cisjordania. Pero aun con las concesiones de terreno que ha hecho Israel (un gran porcentaje del terreno conquistado), no hay visos de arreglo. Los palestinos ponen como precondición que las fronteras regresen a los límites de 1967, pero eso no va a cambiar las cosas porque en 1967 tampoco había paz, ni estado palestino. La situación era la misma que hoy. Lo que hace falta es un verdadero deseo de los palestinos y los grupos terroristas para aceptar la existencia de Israel como nación. La negativa a tal aceptación es el fondo de todo el problema en Medio Oriente.