Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Fragilidad, festejos y contradicciones

PUNTO DE VISTA

Fragilidad en la seguridad. Por lo que se vio este viernes en la capital del estado, con la falsa amenaza de bomba en el Palacio de Gobierno, no sólo los ciudadanos estamos expuestos a la inseguridad, sino que los sistemas de investigación y detección de llamadas en gobierno son frágiles y poco confiables; tanto, que los funcionarios de primer nivel son colocados en "línea de riesgo", aunque, claro, no como los ciudadanos de a pie. Afortunadamente fue falsa alarma y no hay nada que lamentar, pero debe servir de advertencia a los equipos de seguridad de gobierno para que refuercen los medios para detectar el origen de las llamadas y la confiabilidad de las mismas. Tanta tecnología que existe, ¿y algo tan elemental como las llamadas desde un teléfono público no las pueden ubicar? Digo, porque se informó que son más de 10 amenazas de ese tipo desde un mismo teléfono, ¿y por qué no han actuado e investigado a quienes las hacen? Esta bien seguir el protocolo de seguridad y evacuar, mal que no se investigue de dónde y de quién vienen las falsas amenazas.

¿Y las mamás que trabajan? Y en cosas más amables, ayer fue día de festejo, todas las que tenemos el privilegio de ser madres, bien o mal tratamos de pasar el día, es una fecha con gran arraigo en México, el 10 de mayo, de nostalgia para algunos, de felicidad para otras. Felicidades atrasadas a las mamás. Aunque hay que pedir que la aportación de las mujeres y el trabajo que se realiza desde el hogar se valore todo el año. La mujer sigue siendo la principal responsable de la atención del hogar y cuidado de los hijos, aun las mujeres que trabajan, que cada vez son mas. En el país, del universo de mujeres ocupadas fuera del hogar, 19 por ciento son empleadoras, 39 por ciento asalariadas, 39 por ciento trabajan por cuenta propia. Lamentablemente, la discriminación salarial por sexo continúa, en la administración pública y sector privado a las mujeres les pagan menos, no las promueven suficientemente a los puestos directivos, las "castigan" laboralmente por ser mamás, penalmente por abortar y discriminan si se embarazan. En Sinaloa, sólo una cuarta parte de quienes ganan de tres y hasta cinco salarios mínimos son mujeres, la mayoría están en las labores de aseo, intendencia, asistencia y en los empleos más precarios. Entonces para qué tanto alboroto con el festejo, si al final, ser mamá y trabajar fuera, para algunos es en demerito del rendimiento laboral y de la "labor histórica" de la mujer. Qué contradictorios, abundan desplegados de felicitaciones el 10 de mayo, pero muchos no valoran su trabajo, ni les respetan sus derechos.

Barbas a remojar. Efectivamente, Malova no debería dejar de advertir que Enrique Peña Nieto no se ha detenido en investigar e inculpar penalmente a exgobernadores, secretarios de Gobierno e incluso dirigentes locales del PRI que le incomoden. Mala señal es que el Ejército no haya realizado el festejo del 5 de mayo de manera conjunta con las autoridades del estado y que la Marina ponga barreras y hasta pare en retenes a algunos funcionarios.

[email protected]