Opinión

Frases famosas

MALICIANDO

Por: Martha Alicia González

"Mi nombre será siempre recordado por los mexicanos de todas las generaciones", Antonio López de Santa Ana. "Fusílenlo, luego averiguamos", Francisco Villa. "Nadie aguanta un cañonazo de 50 mil pesos", Álvaro Obregón. "Soy gobernador, no bombero", Miguel Alemán cuando se quemó el mercado Hidalgo en Veracruz y le preguntaron si ya había ido al lugar del incendio. "El que se mueve no sale en la foto", Fidel Velázquez, líder de la CTM. "Ni nos perjudica, ni nos beneficia, sino todo lo contrario", Luis Echeverría Álvarez. "Un político pobre, es un pobre político", Carlos Hank González. "Defenderé el peso como un perro", José López Portillo. "Estamos ambos cuatro", Vicente Fox. "No traigo cash", Ernesto Zedillo a una vendedora ambulante. "Comes y te vas", Vicente Fox a Fidel Castro. "Haiga sido como haiga sido", Felipe Calderón a propósito de su triunfo en las elecciones presidenciales. "¿Y yo por qué?", Vicente Fox cuando le pidieron aplicar la ley para resolver el problema entre Canal 40 y TV Azteca. "Con 6 mil pesos mensuales hay familias mexicanas que compran casa, carro y mandan a sus hijos a escuelas privadas pagando colegiatura", Ernesto Cordero, secretario de Hacienda. "Como ya lo ha comentado el presidente de Francia, los temas tratados fueron varios, abordando distintos temas", Enrique Peña Nieto en la comida con el presidente Francois Hollande, París, 17 de octubre de 2012. "En Ciudad Juárez están peor", Marcos Covarrubias, gobernador de BCS en referencia a la inseguridad en el estado.

VÁMONOS MALICIÁNDOLA con un saludo cariñoso a quienes estén festejando su cumpleaños o celebrando un acontecimiento en especial...¡Muchas felicidades!

EN LAS VEGAS, al lado de sus seres queridos pasó su cumpleaños el estimado hotelero Sergio de Cima Güereña. ¡Enhorabuena!

DE LO más felicitada estuvo la estimada señora Ivette de Robles, esposa del doctor Gilberto Robles Guevara. Hijos, nietos y amistades la felicitaron con cariño...

GUSTO DEL bueno me dio saludar el domingo pasado al estimado amigo Manuel Sánchez Villalpando, conocido en el medio social y restaurantero, y no se diga en Villa Unión, como "El Cuchupetas". Desde que íbamos en carretera platica y platica interiormente me decía: "¡Qué bueno es Dios conmigo! Mira que ahí voy al mismo lugar y con la misma gente, a donde me di el porrazo con las consecuencias ya conocidas", y hasta me comenzó un dolorcito de estómago que se me quitó en cuanto llegamos al restaurante, donde como siempre fuimos recibidos cariñosamente. Y comenzaron a fluir los riquísimos mariscos. Para esto, cuando me bajé y pisé justo en el lugar donde fue la caída, le di un zapatazo a la banqueta. No a de haber sido por cariño. ¡Noooo, nada de eso! Fue porque hace ya casi tres meses me caí y me tuvieron que operar, guardar reposo dos meses, etc., etc., etc... La verdad, no quise decir nada para no mortificar a mis amigos y que fueran a decir, "¡Mira la Malicia, tan grandota y tan miedosa!", pero sí, sí me dio cosa...

EN EL grupo iba nuestra estimada amiga Irma Filippini, "La Pichona", quien recién llegó a México luego de tres meses de paseo y algo de trabajo en España. Por cierto, se regresa a ese país a cumplir un contrato y a cantar como solo ella lo hace: "Amor,/amor,/amor,/nació de ti,/nació de mí/de la esperanza". Un día de estos, para mis nuevos lectores les contaré una anécdota sobre esa canción...

TANTO "EL CUCHUPETAS" como los meseros que me auxiliaron en aquella ocasión, y los mirones que se arrimaron también me saludaron muy contentos y me desearon pronto restablecimiento. ¡Ahí voy, ya comencé a salir, y luego quién me para! No es cierto, poco a poco me la voy a llevar para recuperarme muy bien para cuando vengan los hijos en noviembre, DM.

NOS VEMOS mañana. Pórtense bien, que en eso estamos... Ciao. MALICIA.