Opinión

GIS, Serpaprosa, Prosegur, Lock y Armstrong, en la mira

Por: Darío Celis Estrada

La Comisión Federal de Competencia ve colusiones por todos lados y además a destiempo. En el emplazamiento que hizo la semana pasada a las empresas de transporte de valores se trata de una investigación que inició en mayo de 2015 a instancias principalmente de una pequeña compañía de Tijuana que ya ni siquiera existe llamada Conifer. Esta firma, junto con otras más de tipo regional, acusaron a las grandes de ponerse de acuerdo en una comisión que les cobran para abrir los envases que contienen el dinero que recogen, procesarlo, clasificarlo y acreditarlo en cuentas bancarias, una labor que implica un trabajo de unas 18 horas diarias en promedio. Es decir, los quejosos solo tienen infraestructura para recoger y custodiar los valores y pagan una especie de outsourcing para completar su respectivo servicio a los comercios que son sus clientes. Los agentes emplazados casi tres años después son GSI, de Santiago Garza, hoy por hoy el jugador más preponderante dueña de Cometra, Tameme, Seguritec, Tecnoval y Sepsa; el Servicio Panamericano de Protección (Serpaprosa), que dirige Vicente Herrera, propiedad de la estadounidense Brink´s. También requirieron a la española Prosegur, que encabeza Christian Gut, y a las mexicanas Lock, de José Luis Terrazas, y Armstrong, de Humberto Reyes. Las huestes de Alejandra Palacios están seguras que hay colusión y fijación de precios, lo que aquellos rechazan tajantemente.

VAN CONTRA CITI
Tras el revés que la semana pasada propinó Oceanografía a Citibanamex, luego de que el Noveno Tribunal Colegiado de Circuito no reconoció al banco capitaneado aquí por Ernesto Torres como acreedor de unos seis mil 750 millones de pesos, se abren varios frentes contra el gigante Citi. De entrada su CEO, Michael Corbat, quedó, en el menor de los casos, como un directivo mal informado por sus subalternos mexicanos, léase Javier Arrigunaga y Manuel Medina Mora, ambos fuera ya de la organización. Los fallos de las instancias judiciales mexicanas reavivan la demanda por daños y perjuicios que Amado Yáñez interpuso precisamente contra Corbat por la friolera de mil millones de dólares. Ese caso lo lleva en Estados Unidos el abogado litigante Mark Manny. Ahora mismo la parte legal de la naviera está a la espera de que el juez de Nueva York al que le cayó el expediente retenga la jurisdicción de la demanda que se interpuso en julio del año pasado. Esta corte debe definir si lo toma a más tardar en marzo. En paralelo otro frente está en el ámbito del propio concurso mercantil, donde se demanda a Citibanamex que devuelva alrededor de dos mil 700 millones de pesos que habrían retenido ilegalmente. O sea que el pleito todavía tiene cuerda.

CTTI: OTRA JUNTA
El Grupo Aeroportuario de la CDMX (GACDMX) que comanda Federico Patiño difirió la presentación de ofertas del Centro Terrestre de Transporte Intermodal (CTTI) del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). De acuerdo a la hoja de ruta original hoy miércoles debían entregarse, pero se pasó para el 23 de febrero. En la última junta de aclaraciones surgieron alrededor de cinco mil preguntas y ahora se fijó otra junta para el 12 de febrero. Estamos hablando de la segunda convocatoria porque la primera se declaró desierta en noviembre. El precio de referencia que tuvo que revelar el GACDMX es de 11 mil 40 millones de pesos, incluido el IVA. En la justa la portuguesa Mota-Engil que preside Joao Parreiro, y la española Sacyr, que comanda Manuel Manrique. Pero no pierda de vista a las también ibéricas OHL que lleva Sergio Hidalgo y Avanzia que preside Francisco Gil Díaz.

M&G INICIA VENTA
La semana pasada se lanzó la convocatoria para la venta de la planta de PET de Altamira de M&G Polímeros México. Como seguramente sabe, desde septiembre los bancos acreedores, empresa y socios de ella trabajan un acuerdo de reestructura financiera fuera de concurso mercantil. En diciembre se logró un acuerdo de stand-still y se aprobó un financiamiento de 60 millones de dólares para reactivar operaciones, recursos que aportará Alpek, filial de Alfa que conduce Armando Garza Sada, a la sazón principal cliente. La venta de la factoría, que tiene una capacidad de 560 mil toneladas de esa resina, se estima podría en tres o cuatro meses. Rothschild, vía Daniel Nicolaievsky y Víctor Leclerck, es el asesor financiero de M&G y de la venta de dicho activo por el cual se han interesado varias firmas internacionales.

CHOPO DIFÍCIL
El proceso que sigue adelante es la capitalización de El Chopo. Le decía que esta firma propiedad de José Carlos Pérez está a la búsqueda de un socio financiero. En esa labor le asisten BBVA-Bancomer que dirige Eduardo Osuna y Citibanamex que comanda Ernesto Torres. El proceso no ha sido nada fácil porque se está ofreciendo un porcentaje minoritario. Algunos fondos que sondearon pero al parecer no se convencieron fueron Advent que lleva Enrique Pani, Northgate de Alfredo Alfaro, Aries de Ernesto López Clariond y Nexxus que comanda Arturo Saval. El porcentaje es muy pequeño y a juicio de analistas está muy desprotegido. Sin embargo el expediente sigue su curso.