Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Gajes del oficio

GUASAVE

Mañana 7 de junio se celebra el manoseado Día de la Libertad de Prensa, efemérides que es ocasión para el acercamiento de los hombres y mujeres de gobierno con los periodistas.

En algunos municipios, principalmente los cinco más importantes de la entidad, las cordiales invitaciones, hemos de suponer, empezaron a llegar a todas las redacciones de los medios escritos, hablados y algunos parlanchines que narran el acontecer diario.

Así, en Guasave en su calidad de acercador del poder público con la prensa, Noé Molina por primera vez tiene la circunstancia de reunir en un evento de este tipo a los periodistas en torno al alcalde Armando Leyson.

Sin duda será un buen intento para que ambas representaciones públicas convivan en un ambiente fuera de la formalidad a la que obliga el trato serio y profesional cotidiano del periodismo con las autoridades.

Cuidadoso que ha sido en la función pública que le ha correspondido atender, Noé Molina, seguramente también en esta nueva responsabilidad que le han conferido quiere hacer bien la tarea, que ciertamente no es nada fácil.

Lo mismo sucederá en la capital del estado, si es que no surgen imprevistos, en el nivel del gobierno con su titular Mario López Valdez, por cierto algo reticente a esa clase de relaciones extraoficiales, -y aún en las oficiales- con quienes de cara a la sociedad son correas de transmisión de los actos buenos o malos de la administración.

Al gober y a varios alcaldes -de los que se fueron y los nuevos- no les ha sido fácil ocultar animadversiones personales para quienes de alguna manera ejercen crítica y desde siempre han tolerado con grados de dificultad las intromisiones reporteriles de investigación, análisis y escrutinio público.

Ahora bien, a excepción de pleitos que tiene "casados" y en algunos casos ya se "acedaron", López Valdez y los presidentes municipales han sobrellevado los efectos del trabajo de los demás comunicadores, soportándolos no sin ciertos dejos de indiferencia.

Y en eso del trato con la prensa, los recientes gobiernos locales y el estatal, que ya tiene tres años y medio, no han sido ni mejor ni peor que sus antecesores o cualquier hombre de poder; complacientes y amigos de apologistas, lo mismo que gruñones que antipáticos con quienes no están de acuerdo con sus políticas y se ven en la necesidad de apuntar errores, deficiencias y atropellos, los que por cierto en este sexenio no han escaseado.

Desde luego que ni ser encantadores u obsequiosos de carácter con los periodistas forma parte de los deberes del gobernante, tampoco el contarles "chistes" o ser una castañuela cuando son entrevistados.

Por eso, quizá en la mayoría de los casos las relaciones con la prensa, más que armoniosas, son tormentosas, pero nada del otro mundo ni que espante, simplemente gajes del oficio.

Para muchos periodistas serios y profesionales, sobra y basta con que los funcionarios no se encierren o se nieguen a facilitar el trabajo informativo, como en realidad no lo han hecho, no al menos abierta o groseramente ni enfrente de los reporteros. Quisquillosos y molestos, quizá. Que lo hagan tras bambalinas, bueno pues es su derecho.

Confirmado.- Puntualmente, Víctor Espinoza registró su candidatura a la presidencia del PRI. Fue el único. Para el resto de aspirantes funcionó "la magia" del tricolor, y al caer el día, todos contentos. Espinoza, se insistió en los medios políticos, es la mejor opción.