Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Galáctica sorpresa

MI PUNTO DE VISTA
Avatar del

Por: Luis Alfonso Félix

Que Javier "Chicharito" Hernández es nuevo jugador del Real Madrid es una tremenda e inesperada noticia.

Que vaya a jugar más minutos de los que sumó con el Manchester United sería una tremenda sorpresa.

Como mexicanos deberíamos sentirnos orgullosos de ver nuevamente a un compatriota enrolado en las filas del club más poderoso en los últimos años, desde que Hugo Sánchez dejara una huella imborrable con los merengues.

>

Pero si en el conjunto inglés Javier no recibió la oportunidad que merecía un jovencito que salió de México con más publicidad que cualidades, menos chance tendrá con un conjunto colmado de estrellas como Cristian Ronaldo, Toni Kroos, James Rodríguez, Sergio Ramos, Marcelo, Karim Benzema, etc.

Con tantas figuras el Real volvió a convertirse en un equipo de galácticos. Pero no por formar parte de esa plantilla debemos considerar al "Chicharito" en un jugador de esas dimensiones. Sería una burla, como esas que surgieron de inmediato en la cascada de memes en las redes sociales, donde se burlan del delantero azteca de muchas formas, pero la más repetitiva es una banca, que seguro continuará siendo su destino como fue en Inglaterra.

Javier no ha demostrado ser un jugador espectacular, pero sí con mejor suerte que otras estrellas del balompié. No cualquiera llega al Manchester ni al Real Madrid. Entonces algo le han visto los dueños de esos clubes que para nosotros ha sido muy imperceptible.

La baja de juego y las pocas oportunidades que tuvo previo al Mundial lo llevaron a la selección mexicana en la misma posición que venía desempeñando en Inglaterra, y bien sabe usted a cual me refiero.

Para el "Piojo" Herrera nunca cruzó por su mente colocarlo como titular, sabedor de que el tapatío no ofrecería resultados. Hernández fue elemento de unos cuantos minutos, que tampoco supo aprovechar como para levantar la mano reclamando la titularidad, que por el solo hecho de pertenecer a un equipo de abolengo, debió haber recibido y tomado en cuenta.

Bueno, si en México el Real Madrid tiene miles de seguidores, tengan la seguridad que con este fichaje seguro se doblará. No esperemos ver al "Chicharito" desplazando a un verdadero galáctico. Pero me gustaría que a muchos nos tapara la boca.

Despedido. Resulta el menos culpable, pero es quien termina pagando los platos rotos y la consecuencia de un equipo sin alma, sin hambre y sin planeación.

Me refiero al técnico Diego Torres, que minutos después de que los Dorados cayeron con el Necaxa en casa sabía que al día siguiente le darían las gracias. Y así fue.

No debe extrañarnos porque sucede no solamente en el futbol, sino en todos los deportes de conjunto.

Pero con un conjunto tan limitado, Torres podría haber hecho otras cosas, menos milagros. Culparlo del pésimo papel que Dorados ha hecho en estas siete jornadas de la Liga de Ascenso es muy fácil. Pero, repito, el menor porcentaje de responsabilidad por tan fría y decepcionante campaña es de él.

Con Dorados festejó solamente una victoria y ganó 6 puntos de 21 disputados, dejándolos en la antepenúltima posición.

Afortunadamente para el equipo todavía pueden enderezar el camino, pues están a sólo tres puntos de la zona de calificación.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.