Opinión

Gasolinazo, película muy conocida

Por  El Debate

Los mexicanos, aplicando un dicho muy nacional, ya no sentimos lo duro, sino lo tupido. Esto lo decimos por la nueva alza a los precios de los combustibles, los cuales se darán como consecuencia de un incremento del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) que se aplica a gasolinas y diésel.
La medida fue anunciada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dependencia que detalló que este incremento se dará esta semana, a partir de hoy sábado 20 y el 26 de octubre. Y como ya lo decretó la autoridad, al igual que en los anteriores gasolinazos, no hay para dónde hacerse.
Los incrementos a los precios de la gasolina fueron una bandera que ondearon con mucha fuerza los candidatos opositores al actual régimen, pero, ahora ya con el poder prácticamente en la mano, los próximos nuevos gobernantes caen en los mismos tecnicismos para explicar la necesidad de mantener, por lo pronto, los altos costos de estos combustibles. Tecnicismos más, tecnicismos menos, los mexicanos ya aprendimos que, cuando sube la gasolina y el diésel, sube todo. Así que prepárese, a partir de hoy, por cada litro de gasolina Magna (verde) pagará usted 82 centavos más; por la Premium (roja) 80 centavos más; y por el litro de diésel 48 centavos más.  Amanecer con la noticia de que otra vez subió el precio de la gasolina parece ser ya una película demasiado vista para los mexicanos. Lo peor es que no se ve una salida cercana, ni en baja de precios y mucho menos en incremento de los ingresos de los trabajadores.

  • Opinión Mazatlán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo