Opinión

6 de junio, prueba de fuego para la 4T

DEVERAS

Por  GERARDO VARGAS LANDEROS

Foto temática.(Reforma)

Foto temática. | Reforma

Sin duda, este año 2021 estará marcado por dos temas principales: la gestión de la pandemia por parte del Gobierno federal y los Gobiernos estatales, y las elecciones federales intermedias y las de 15 gubernaturas en el país. 

Así, estamos en la etapa en que todos los partidos políticos se encuentran en los preparativos para enfrentar las campañas electorales y llegar con la mayor aceptación posible al 6 de junio. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Y es que el reto no es menor para Morena, pues está en juego, nada más y nada menos, que la consolidación del gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y su Cuarta Transformación. 

Ya los spots de radio y televisión de los distintos partidos políticos comenzaron a ser transmitidos y desde ahí resulta notorio que la competencia será intensa en señalamientos, por lo que aun encabezando las encuestas en la mayoría de las entidades que tendrán jornadas electorales locales, el escenario para quienes representan el proyecto de la Cuarta Transformación no es para confiarse, por lo que Morena habrá de apostar a sus mejores perfiles en todas las posiciones que faltan por designar, tanto con respecto a los diputados federales como para todas los posiciones que de carácter local estarán en juego en junio próximo.

En este sentido, el Movimiento de Regeneración Nacional como partido está obligado a demostrar que puede lograr su madurez y ser factor de unidad no solo entre su militancia en todo el país, sino que también debe ser capaz de demostrar que quienes votaron por Andrés Manuel López Obrador en 2018 no se equivocaron y que siguen siendo quienes mejor representan los intereses de una población que hoy más que nunca requiere de liderazgos sólidos que nos conduzcan a superar la crisis sanitaria y económica lo más pronto posible. 

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, fiel a su visión, ha fincado con mucha solidez las bases de la Cuarta Transformación y al mismo tiempo ha sido muy claro en cuanto a que no pretende reelegirse, por lo que más de una vez ha dicho que terminado su sexenio se retirará, lo que quiere decir que la continuidad de la Cuarta Transformación para 2024 iniciará el próximo 6 de junio. 

Por todo esto, el reto para Morena en estas elecciones de 2021 es demostrar que son capaces de superar sus conflictos y diferencias internas para unirse en torno a lo más importante para cualquier partido político: convencer a la población que son el mejor proyecto de nación. 

Hay que recordar que identificar el momento político es primordial en una elección y que es aún más importante comprender que el momento no lo marcan los partidos sino la población, sus necesidades, sus proyectos y sus anhelos. 

2021 nos dirá si en Morena logramos trascender nuestros conflictos internos para convertirnos en un verdadero factor de consolidación de la Cuarta Transformación que con el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador logró responder al momento político dictado por más de 30 millones de mexicanos en 2018. 

La competencia electoral en 2021 es más clara que nunca, y por lo tanto más intensa, los proyectos entre quienes creemos en la Cuarta Transformación y la creación de un Estado de Bienestar y quienes buscan regresar a los privilegios para unos cuantos está en marcha, y los resultados favorecerán aquellos que entiendan que lo importante es la gente.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo