Opinión

México, proactivo para conseguir la vacuna contra el coronavirus

DEVERAS

Por  GERARDO VARGAS LANDEROS

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.(Foto: EFE)

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. | Foto: EFE

En un mundo ávido de buenas noticias, el pasado jueves 19 de agosto, durante su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que México participará en la producción de una vacuna contra el COVID-19 que está desarrollando el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Lo anterior, a partir de un convenio firmado con la fundación Carlos Slim, que estará aportando capital de riesgo y con la colaboración también con el Gobierno de Argentina.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Esta, que sin duda es una excelente noticia, es una solución inteligente que involucra los buenos oficios de política exterior para asociarnos con Argentina para una solución regional. Y la participación activa del sector privado para tener una vacuna segura y oportuna lo que pone a México a la vanguardia de la posible eliminación de la amenaza mundial que significa el coronavirus además de instalarlo en una posición inmejorable para que seamos quienes accedamos a la vacuna antes que otros países, y, mejor aún, según explicó nuestro presidente, México se ha preparado con recursos suficientes para poder obtener dosis que permitan que su distribución en nuestro país sea universal, es decir, para todos, y gratuita.

Con esta participación de nuestro país en la fabricación de una de las vacunas que más avances presenta parece por fin perfilarse la estrategia del actual Gobierno federal para el combate al COVID-19, pues, por lo que ha dicho el Ejecutivo federal, se ha creado una reserva de recursos bastante respetable para poder comprar dosis de vacuna suficientes cuando exista una.

Y es que, si bien la estrategia de prevención ha tenido críticas por la forma en que se ha implementado, no podemos negar que, en esta ocasión, cuando de ir por una solución definitiva a la pandemia se trata, México se coloca ahora a la vanguardia basándose en hechos indudables como que en nuestro país se sabe aplicar vacunas.

Y para muestra hay que recordar que desde 1973 se estableció el programa nacional de vacunación, y desde entonces nuestro país ha participado activamente en importantes logros en salud, como la erradicación de la viruela y la eliminación de la poliomielitis y de la transmisión de sarampión.

Además, desde hace más de 40 años, nuestro país ha venido construyendo uno de los esquemas de vacunación más completos del mundo, que actualmente protege de 14 enfermedades y tiene la virtud de ser universal, obligatorio y gratuito tal cual se pretende ahora que sea la aplicación de la vacuna contra el SARS CoV-2.

Así, aun cuando la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que es en la que participa México, está aún en su última fase de pruebas y tendrán que pasar algunos meses para que compruebe su efectividad (noviembre de este año cuando muy temprano), el Gobierno federal se ha puesto en la ruta más rápida para abatir esta enfermedad que afecta a todo el mundo y con ello recobrar, la normalidad y también comenzar a pensar en reconstruir nuestra maltrecha economía.

En fin, por donde se vea, el anunció de que México será partícipe de la fabricación de una vacuna y el hecho de que se cuenta con los recursos para adquirirla para que su distribución en nuestro país sea universal y gratuita es la mejor noticia que podíamos haber recibido en estos momentos, pues significa el principio del fin de la pandemia de COVID-19. ¡Enhorabuena!

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo