Opinión

Morena: La unidad es la clave

DEVERAS

Por  GERARDO VARGAS LANDEROS

Funcionarios de Morena que respalda a Mario Delgado.(Foto: El Debate / Luis Gerardo Magaña)

Funcionarios de Morena que respalda a Mario Delgado. | Foto: El Debate / Luis Gerardo Magaña

Sin duda, uno de los temas que ocupan la nota política en estos momentos es el proceso de selección para dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), mismo que no resulta ser un tema menor, tomando en cuenta que, salvo en algunos pocos sitios en la geografía del país, es el partido que encabeza las preferencias del electorado.

Hasta el momento, son muchas personas que han levantado la mano para ser presidentes y también para ocupar la secretaría general y, como todos sabemos, esto se decidirá mediante una encuesta que estará organizando el Instituto Nacional Electoral. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De hecho, a partir de ayer, 22 de septiembre, se debió comenzar el levantamiento de la encuesta llamada de reconocimiento que busca reducir el número de aspirantes para, a partir del 2 de octubre y hasta el 8 del mismo mes, levantar y procesar la encuesta abierta a la ciudadanía, que decidirá quiénes llevarán las riendas del partido.

Independientemente de cómo se llegó a este momento, en que fue el Tribunal Electoral quien ordena al INE organizar el procedimiento para la elección de la dirigencia de Morena, lo cierto es que el método es el que ya se había decidió al interior, una encuesta abierta a la población que es, considero yo, el mejor, porque parte de escuchar lo que la gente quiere y opina. 

Y es que todos los aspirantes tienen virtudes y méritos para aspirar tanto a la presidencia como a la secretaría y, de la misma manera, todos tienen una gran responsabilidad que es, primeramente, consolidar al Movimiento de Regeneración Nacional como un partido político bien organizado, con un programa amplio de capacitación que pueda dar al presidente de la República, con sus futuros representantes, la certeza de consolidación de la 4T y, lo que considero de mayor importancia, mantener la unidad interna, en aras de que la fuerza y aceptación que aún tiene en la ciudadanía no se diluya.

En este espacio he venido diciendo que estos son tiempos de unidad y, en el caso de Morena, esto cobra mayor fuerza, pues tiene la gran responsabilidad, no solo de pasar de ser un movimiento a ser un partido político, sino también de postular candidatos para la jornada electoral de 2021 que garanticen, no solo continuar con los postulados de la 4T, sino consolidarlos y reproducirlos, como es el caso de los programas sociales hacia los estados, pues así mucha más gente puede ser beneficiada y comenzar un camino de progreso. 

Así, aun cuando en una competencia se vale mencionar cuáles son los rasgos distintivos de cada contendiente, considero que tanto la militancia como la ciudadanía que simpatiza con Morena debemos estar atentos no solo para elegir a los mejores, sino para no perder la unidad y el respeto interno, pues el 2021 está cada vez más cerca y las condiciones en la arena electoral serán muy diferentes al 2018.

Esta vez le toca a Morena postular sus mejores cartas en aras de ayudar al presidente, Andrés Manuel López Obrador, a consolidar la 4T, y no al revés, como fue el 2018. Y es por esto que, si bien la competencia es buena porque saca lo mejor de cada quien, a nadie conviene una polarización interna tan acentuada, pues se podría perder la ventaja que aún se tiene en el ánimo de la población.

Es tiempo de demostrar que la ciudadanía no se equivocó el 2018 ofreciendo lo mejor y a los mejores para superar la crisis actual y retomar la senda del progreso.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo