Selecciona tu región
Opinión

Para reanudar actividades necesitamos información veraz, transparente y oportuna

DEVERAS

Por GERARDO VARGAS LANDEROS

-
audima

Esta es la última semana de mayo, y de acuerdo con los pronósticos del sector salud nacional es la última semana de confinamiento, pues el 30 de mayo se estableció como el inicio del regreso a la nueva normalidad. 

Lo cierto es que, esta nueva etapa, si bien está marcada como una fecha referencial para el sector salud federal, dependerá básicamente del semáforo COVID-19, y más aún será responsabilidad de los gobernadores, pues reiniciar actividades dependerá en mucho de cómo se desarrolla el número de contagios en cada entidad. 

Y es que, si bien en México ya se superan los 70 mil casos de personas que han contraído el virus y de las que se contabilizan más de 7 mil muertos por esta enfermedad, no todas las entidades federativas se comportan igual, lo que hace a cada gobernador responsable de las decisiones que se tomen en cuanto a la reactivación económica. 

Por ejemplo, la Ciudad de México que lidera aún en número de contagios y de fallecimientos ya comunicó que mantendrá la política de sana distancia y el confinamiento hasta el día 15 de junio, y que esa fecha depende de cómo se siga comportando la epidemia. 

Así, el pasado lunes, Sinaloa llegó a un nuevo máximo de 100 nuevos casos en un solo día y a un número total de muertos por coronavirus de 409, y dependerá del comportamiento de la pandemia en nuestro estado, durante los días que restan para que mayo termine, la decisión que habrán de tomar las autoridades estatales para el levantamiento de la cuarentena, que de manera preliminar han dicho, en voz del gobernador Quirino Ordaz, que será hasta el 7 de junio para algunas actividades económicas 

Y es que la disyuntiva se vislumbra difícil, pues, por un lado, se debe cuidar a la población en materia de salud, pidiéndole que se quede en su casa para frenar los contagios; y por el otro la crisis económica se vuelve cada vez más aguda, lo que hace más urgente que se reactiven las actividades no esenciales para frenar la ola de desempleo que está golpeando al país, y donde Sinaloa no es excepción. 

Eso sí, en algún momento, cada día más próximo, tendremos que volver a las actividades y enfrentar lo que será la nueva normalidad, donde las actividades de prevención han llegado para quedarse, y la economía nos presentará un desafío mayor al que ya veníamos pasando. 

Ante todo este panorama, hoy más que nunca es imprescindible una comunicación veraz y oportuna de parte de todas las autoridades en todos sus niveles, pues de la honestidad, oportunidad, alcance y eficiencia en la información que se brinde a la ciudadanía depende que el regreso a las actividades económicas, cuando este se dé, sea ordenado y que se lleve a cabo con todas las medidas necesarias para evitar un rebrote que, según dicen los expertos, podría ser aun peor que esta primera ola de contagios. 

Por esto, es muy importante que la población conozca con exactitud qué actividades, con qué medidas, en qué fechas, con cuáles excepciones se podrán reanudar actividades, y, sobre todo, se requerirá transparencia en la información y mucha supervisión, pues solo así podremos dejar poco a poco de preocuparnos por no contagiarnos para pasar a ocuparnos por levantar nuestra economía. 

#EstáEnTi

#QuédateEnCasa

Síguenos en