Selecciona tu región
Opinión

Desaseo en el tema de la basura en Ahome

El Ingenio

Por El Ingenio

-
audima

Desaseo. Algunos ahomenses se quedaron con un mal sabor de boca pese a que OP Ecología empezó a recoger la basura tras llegar a un acuerdo con el alcalde Gerardo Vargas Landeros. Y es que observan que algo hubo tras ese acuerdo, ya que después de tanto circo la empresa concesionaria no perdió el contrato. Se le cedió el servicio de recolección de la basura, se le pagó la deuda que se tenía con ella con solo decir que había entregado la documentación al juez de distrito de que su relleno sanitario cumplía con la normatividad, todo lo contrario a lo que el Ayuntamiento le había informado a la autoridad jurisdiccional que ordenó su clausura. Muy quitados de la pena con que haya entregado la documentación se le tiraron a los brazos. Sin embargo, cuando hubo voces que cuestionaron el hecho porque se necesitaba que el juez valorara esa documentación y resolviera en el juicio de amparo que interpusieron los ejidatarios de Choacahui en contra de ese relleno, se decidió que la basura la depositaran “en el relleno de PASA”, lo que se le había negado más de la semana. Con razón es un habladero de unos y de otros que lo quieren apaciguar con que el problema de la basura se está resolviendo. Con ese cuento.

Equiparables. Muchos comparan lo que hizo la Administración vargaslanderista con la del entonces alcalde Guillermo “Billy” Chapman. Hacen la analogía y llegan a la conclusión que el resultado fue el mismo: favorecieron a OP Ecología. Chapman le salvó el contrato, lo mismo que terminó haciendo esta Administra-ción. El chapmismo hizo su “pancho” a su favor, como el de querer despojar ilegalmente el relleno a PASA para entregárselo a OP, en tanto la Administración vargaslanderista se la hizo de cansada para llegar al final que ya se sabe. Por eso se dice que la basura es un negocio. Para el colofón de esto solo falta que el juez esté en la misma sintonía o los del ejido Choacahui se desistan del amparo. 

Obligado. Muchos consideran que el regidor pasista Carlos Roberto Valle Saracho debe de denunciar formalmente el caso de presunta corrupción en el Instituto para la Prevención de Adicciones del Municipio de Ahome, ya que, según sus señalamientos, pidieron 10 mil pesos a cada centro de rehabilitación para no cerrarlos. Con eso dinero se le compraría un carro a la directora. Lo más grave es que diga que un integrante del Cabildo está involucrado. Sus amigos abogados dicen que debe de interponer el recurso para echar abajo el nombramiento de Fausto Rubén Ibarra Celis como titular del Órgano Interno de Control luego de que se arrepintió de haber votado por él porque cayó en cuenta que no cumple con los requisitos. De no hacerlo, algunos van a suponer que esos señalamientos son “por otros intereses”.

Acarreados. Muchos que fueron a la concentración al Zócalo de la Ciudad de México para el informe del presidente Andrés Manuel López Obrador están de regreso en los municipios norteños de la entidad. Algunos vienen sorprendidos por los miles que se juntaron, pero no falta que entre ellos mismos “agarren cura” de que cómo no va a haber ese tumulto si “van de acarreados”. 
Análisis. Los líderes cenecistas en Sinaloa estuvieron con el grupo de diputados locales priistas para analizar el presupuesto al campo en el 2022. Ahí estuvieron los de Ahome, Juan Díaz y Aristeo Verdugo, pero otros más como María Amada Sánchez Solís, veterana líder femenil del sector, que todavía trae cuerda. Ya se sabrá si los diputados logran beneficios para el sector en el presupuesto.

Síguenos en