Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Gobierno a domicilio

Ojo Indiscreto

Casi a domicilio lleva el gobierno el gobernador Mario López con la reanudación del programa Gobierno en Movimiento que se efectuó en su edición número 28 el pasado sábado en San Blas, donde más de 6 mil personas acudieron en busca de apoyos económicos, obras publicas, empleos y solución a sus enfermedades.

Para empezar la mayoría de las familias que acuden tienen asegurado cuando menos un balón de futbol, una despensa y consultas medicas gratuitas, ya más seleccionados son los que reciben: bicicletas, becas, computadoras y hasta créditos o dinero en efectivo para instalar un negocio o hasta para grabar un disco musical.

Muchos de sus allegados consideran que Malova, cuando deje el gobierno bien podría dedicarse a ser presentador en programas de televisión o entrar a algún reality show, porque desde que empieza, a las 9 horas, hasta que concluye, a las dos de la tarde, no suelta el micrófono y no para de hablar.

Entrevista a los asistentes, incluso a los periodistas, hace bailar, cantar, declamar y multiplicar en público a los asistentes, como requisito para darles la ayuda que le piden. Atienden necesidades urgentes, como la de la madre que acude a pedir apoyo para rehabilitación de su hijo y las autoridades de salud se comprometen a hacerlo andar de nuevo, la nuera que acude a pedir una silla de ruedas y pañales para su suegra enferma, hasta la pareja de pidió que el gobernador los casara.

Son necesidades apremiantes, de gente humilde que sin este programa no tendría nunca acceso a los funcionarios municipales, estatales y federales, mucho menos al gobernador y en la atención personal y solución de los mismos esta la clave de la popularidad que aún goza Malova, aunque muchos lo califiquen como populismo.

Popurrí. El que de plano tiene que tomar unas clases urgentes de canto, de baile o de lo que sea es el alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz, porque en el gobierno en movimiento, Malova le pidió que cantara y dijo que no sabía, tampoco quiso bailar a pesar que le lanzaron al ruedo a una guapa funcionaria del gobierno del estado y todavía después se dio el lujo de desairar al gobernador cuando le ofreció pan de El Pochotal, ni siquiera lo probó, aunque sea para guardar las formas políticas y diplomáticas…EL que no cabe de contento es Carlos Valle Saracho, después que el sábado rindió protesta por segunda ocasión como presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa, aunque en el evento el presidente de la Confederación de colegios y asociaciones de abogados José de Jesús Naveja no actualizó su discurso a las circunstancias y al lugar y habló de las autodefensas de Michoacán…¿Cómo no les iba a jalar las orejas del gobernador a los secretarios de obras públicas y salud: José Luis Sevilla y Ernesto Echeverría, si el acto de la primera piedra para la construcción del CRIR efectuado el viernes por la tarde aquí en Los Mochis tenía como fondo las gigantescas y abandonadas estructuras del inconcluso centro de salud y muchos de los asistentes pedían que esta nueva obra no corriera la misma suerte…