Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Gobierno habemus

GUASAVE

en medio de un escenario complicado por la crisis que hereda de la actual administración y en el contexto histórico del arribo de un gobierno de oposición, hoy, Armando Leyson Castro inaugura su mandato constitucional como alcalde del municipio que hace catorce años dirigió en su calidad de priista.

No le será facil, desfacer los entuertos que en materia económica se dejan, por cierto en los anales de la comuna, nada nuevo ni desconocido, pues como solía decir un político guasavense ya fallecido, en ese negocio, nadie deja pepitas de oro.

Sin embargo, por esta ocasión, los problemas del Ayuntamiento alcanzaron gravedad extrema, pues una de sus dependencias, Jumapag, termina con las nada honrosas, pero eso si, sin precedente, de poco más de 300 demandas laborales de sus trabajadores, por el incumplimiento de elementales prestaciones de ley.

Tampoco es para decir que son situaciones sin solución porque existe la certeza de que Leyson, con el apoyo del gobernador Mario López Valdez, van a hacerle frente y encontrarle necesariamente una salida, pues desde que uno tiene memoria, nunca un changarro de ese tipo se ha cerrado.

Por otro lado, a pesar de que ayer a eso de las tres de la tarde, se realizó el protocolo de la toma de protesta del nuevo alcalde, la verdad es que su gobierno "contante y sonante" empezó a partir de las 0 horas con un minuto de hoy.

Hoy ya en funciones, Leyson y su secretario Felipe de Jesús Cervantes, presidirán la primera sesión de cabildo, que entre otras cosas en su orden del día, incluye la aprobación de los funcionarios de primer nivel, que requieren de ese trámite legal para poder entrar en funciones.

Se calcula que ninguna de las propuestas de Armando Leyson, vaya a tener problemas para pasar la aprobación edilicia, pero si así fuera y los regidores priistas que se estrenan en el incomodo papel de oposición, pretendieran en un desplante protagónico, meterle un prietito al arroz al proceso seguramente no irán muy lejos, habida cuenta que son insuficientes para tener posibilidades de éxito en una eventual impugnación.

O lo que es lo mismo, asumiendo que la bancada priista quisiera "meter ruido" a las primeras decisiones del alcalde, estarían condenados a recibir una taza de su propio chocolate, porqué cuantas veces y por tantos trienios, no hicieron de las suyas con la facultad del mayoriteo.

Expectativas.- Para la sociedad guasavense este cambio de gobierno que involucra como figura principal a uno de los políticos más populares de los que se tenga memoria, resulta significativo; quizá la esperanza de mejorar en lo social, política y urbanísticamente necesario.

Para Armando Leyson ahí están los nuevos retos, compromisos que está obligado a transformar en hechos. Ya dio el primer paso con la integración de un gabinete que de alguna manera satisfizo a la ciudadanía.

Faltaría por supuesto que ese equipo traduzca en acciones la oportunidad que se le ofrece de poner al servicio de los guasavenses, su disposición al trabajo a favor de la colectividad.

Parte del gabinete, si no es que la mayoría se la "jugaron" con Leyson y ahí están presentes, listos a participar en una administración que tiene el compromiso de hacer historia positiva.