Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Guarderías y recortes

PUNTO DE VISTA

Por: Teresa Guerra

MEDIDA REGRESIVA. La reducción del 50 por ciento del presupuesto a las estancias infantiles que operaban con reglas y recursos de la Sedesol, hoy Secretaría de Bienestar, como se le vea es un retroceso, y va contra la visión y compromiso de género que un Gobierno transformador debe tener. Las estancias para el cuidado de hijos de madres que trabajan forman parte de una política pública de apoyo a las mujeres, a su incorporación en la vida económica, en descargo de la doble jornada y con el propósito de empoderarlas en el mundo laboral y generarles condiciones de mayor productividad. Todos los Gobiernos progresistas generan más y mejores estancias infantiles, no las cierran, ni restringen sus recursos.

En México hay mucha corrupción, y la Sedesol y las guarderías seguramente fueron contaminadas con ese flagelo, como también las corporaciones policiacas, las universidades, los sindicatos, el Ejército, Secretarías de Gobierno, Ayuntamientos, Congresos y Gobiernos estatales, entre otros, y no por eso van a cerrarse esos espacios, ni se les quitó el 50 por ciento de sus recursos.

La corrupción en las guarderías debe castigarse; por cierto, al dirigente del PT, Alberto Anaya, y a su esposa, María Guadalupe Rodríguez, la PGR les abrió proceso judicial por esa razón, y sin embargo, no hay indicios de que se les vaya a castigar, tampoco a funcionarios de alto nivel en Sedesol; pero sí están perjudicando a las mamás que menos tienen, a quienes no tienen IMSS ni Issste, que son las mayores usuarias de las guarderías de Sedesol.

Aparte, el conservadurismo se impone en la 4T, porque sugerir: “que los abuelos cuiden a sus nietos”, es muestra de la incomprensión del tema de género y de la regresión. Hay abuelas que pueden atender a los nietos, pero muchas no, además, la formación y atención en las guarderías es más especializada, y las mamás que trabajan no solo requieren “encargar” a sus hijos, sino garantizarles que se les eduque y forme bien.

Ojalá rectifique López Obrador, y que las diputadas y senadoras de Morena se pongan a la altura como legisladoras de izquierda, que buscan apoyar a las mujeres, que luchan por sus derechos y no permitan retrocesos. ¿Será?

DESPIDOS. Otro tema que preocupa en la 4T son los recortes en las dependencias, porque al modo, “la cuerda se revienta por lo más delgado”, y los recortes presupuestarios han terminado afectando a los burócratas de más bajo rango, y no tanto a los de arriba, que tienen medios y recursos para defenderse. Primero fue el SAT, ahora es Conagua, Conacyt y algunas otras áreas de Gobierno federal donde los burócratas empiezan a resentir la disminución de sus prestaciones y los despidos. Que se quitara a legisladores el fondo de ahorro y los seguros de gastos médicos particulares es explicable, porque ni derecho tienen a ello, pero el fondo de ahorro para los de bajo salario es una necesidad, como los gastos médicos en empleados que ni seguridad social les dan.

Además, están corriendo a empleados de alto nivel técnico, están descapitalizando profesionalmente varias dependencias, como se ve en Conagua, en Conacyt, en el SAT, entre otras, y están supliéndolos por elementos sin perfil ni la experiencia debida. 

El cambio que prometió Morena y AMLO fue para mejorar el país, y lo están haciendo en varios temas de política social, plan de austeridad y combate a la corrupción, pero en otros deben cuidar no retroceder ni afectar derechos de mujeres y de trabajadores. ¿O no?